Entrevista: ¿Y quiénes son estos de El Panfleto?


Mientras los correos personales de René Cornejo (el expresidente del Consejo de Ministros, por si no se enteraron) eran descargados por periodistas y chismosos gracias a una travesura -delito, como quieran llamarlo- de LulzSecPeru, yo tenía en mis manos (léase, en mi bandeja de Gmail) algo diferente (¿e igual de inservible?): toda la verdad y nada más que la verdad sobre los orígenes y planes de El Panfleto, uno de los sitios web peruanos con las “noticias de mentira” más políticamente incorrectas que podrán encontrar en nuestra fauna virtual.

¿Ya se enteraron de que Yola Polastri podría llevar a la ruina a las AFP? ¿Saben que en la Clínica Veterinaria de San Marcos, si llevas a tu perrito, te lo devuelven soviético? ¿Ya conocen la historia de la chica del San Silvestre y su novio que se excita con las secretarias de Cimax?

Las tres notas son divertidamente ofensivas y ninguna de esas historias son de verdad, claro #ohwait. En elpanfleto.pe, la sátira es la única realidad. Los estereotipos, incoherencias de discurso y malas costumbres peruanas son sus mejores formas de retratarla. Y hay señales de que les funciona: solo esas tres notas han sido compartidas 18 mil veces en Facebook.

Así que esta semana, por capricho de mi curiosidad, les envié un correo-entrevista para ver quiénes están detrás de este proyecto. Porque será (parece nomás) un hueveo, y aunque no son los primeros en hacer algo así, les veo un potencial de crecimiento al nivel Chigüire Bipolar (clic para que te enteres). Oh sí, #soyguru.

elpanfletoportada

Los orígenes

“La idea empezó el 2010, en San Marcos. Era año de elecciones universitarias, y Arnulfo –el fundador–, era un triste y anónimo cachimbo de Antropología. Él, con su enamorada de aquella época, deciden comenzar a redactar unas cinco o seis noticias con las cuales reírse de los estereotipos y taras de la facultad y, en general, de la universidad”, cuenta el equipo de El Panfleto.

Es así que esta idea ve la luz en el 2011, en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (siempre con un presupuesto menor que el año anterior, en pro de la educación, ¿no?), como una hoja de Word bien fea (sorry chicos), pero con titulares ingeniosos del tipo “Conferencia: Marx y la problemática de ‘Al fondo hay sitio'” o “Comité de Comensales exige estatización de Mundo Light”. En ese entonces, su público objetivo era uno: estudiantes de San Marcos (aunque si eres de la PUCP -aka PUKE- también lo entiendes).

“Luego de la primera edición decidimos abrir un perfil en Facebook, que es la madre de la actual página“, continúa El Panfleto con su historia. El papel les duró solo para tres ediciones (se aburrieron, de hecho) y lanzaron la web en diciembre del año pasado. “Cuando la abrimos, arrastramos a nuestra portátil del primer perfil. No éramos un tema nuevo, pero nuestras metas sí: salir de la universidad y abrirnos, desde Aracataca hasta Pelotillegüe”.

Diario sanchezcerrista del Perú

Sigue leyendo

Periodismo wannabe de fin de año


En teoría, debería recibir mi grado de bachiller a fin de año del 2012. Sí, falta un “huevo” de tiempo, como dirían muchos. Así que en aras de no olvidar que alguna vez salí a reportear  durante una época de complicados horarios (trabajo de lunes a viernes hasta la 5 p.m., clases hasta las 10 p.m., traducción freelance en todo el tiempo “libre” posible), publicaré aquí algunos de mis trabajos de esos cursos ‘prácticos’ de la universidad.

La realidad del periodista - Imagen: ericyoungonline.wordpress.com

No son muchos, pero ahí van:

Después del conflicto laboral de Ripley

La grabación de este reportaje se realizó en agosto, cuando los empleados sindicalizados de Ripley aún estaban en negociación con los directivos de esta empresa. El Ministerio de Trabajo ya se había pronunciado al respecto, y parecía que todo marchaba con el viento en popa para el SUTRAGRISA (nombre legal del sindicato de trabajadores de Ripley). Después de seis meses de conversaciones, denuncias y huelgas, todo terminó siendo un éxito para ellos.

Hugo Visosa, Marco Centeno y César Bambarén –todos ellos involucrados directamente en la formación del sindicato, la elaboración del pliego de reclamos y la organización de la huelga– fueron las fuentes directas para retratar qué sucedió en el interín de estas negociaciones. Por otro lado, el enfoque del reportaje incluyó el trato de la empresa a sus consumidores, de manera que haya una visión más integral de todo aquello que sacó a la luz esta protesta del sindicato.

Como aún seguía con el bichito de este tema, escribí un artículo enfocado en la legislación laboral del Perú, el cual encierra serias irregularidades en las formas de contratación de personal, especialmente en las modalidades temporal e indefinida. Pueden encontrar el artículo en la página 18 de esta revista.

El Metropolitano: ¿solución al caos?

Sigue leyendo