El precio de ‘estar rica’ en el Perú


La querida Miss Colita dejó de mostrar el poto en una foto y se alzó la protesta… ¿O es solo mi impresión?

Vanessa Tello en la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico (Foto: terra.pe)

Debo decir que sé tanto sobre modelos como sé sobre deportes. O sea, es muy deprimente hablar conmigo si escoges esos temas. Pero así como sé que el Barça es el eterno rival del Real Madrid y que Juventus es un equipo italiano, también sé (o creo saber, como con el fútbol) quién  es Vanessa Tello.

Para quienes no son peruanos (asumiendo que la conoce todo el país), Vanessa Tello es algo así como el paroxismo de la sensualidad femenina, totalmente inalcanzable por la plebe masculina y envidiada por sus pares del mismo género.

Sobre lo primero estoy segura –todos los hombres que conozco quieren probarla–, sobre lo segundo, ni idea. Las mujeres, al menos las que conozco, no suelen decir a quién miran con recelo o no, a riesgo de exponer sus propias inseguridades.

En fin. Ahora vamos a agarrar de punto a Vanessa Tello. ¿Por qué? Con el poco conocimiento que tengo de este “caso”, en algún momento de este mes, un canal de televisión reprodujo imágenes de esta modelo dando una charla sobre nutrición en la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico.

El lío comenzó, a mi parecer, porque dizque la charla fue “personalizada”, dirigida exclusivamente al director de esta entidad, Oswaldo Plasencia. No faltaron los comentarios masculinos del tipo: “yo también quiero que me dé/haga un privado” o cosas por el estilo que los hacen sonar (porque solo suenan, eh) súper sementales (si la tuvieran frente a ellos, calladitos nomás… Am I wrong?). Claro está, nadie se toma a pecho esos comentarios, ¿no? (para qué, si así es la “cultura”).

Poto vs persona

Vanessa Tello

Realmente no sé si el tema se habrá aclarado o no. El asunto, en teoría, sería “periodístico” ante la posibilidad de que se le haya contratado en calidad de nutricionista, cuando no se ha graduado aún (digánme por favor, ¿cuántos sabían que estudiaba nutrición?) y que se le haya pagado por sus “servicios”.

Pero cuando leí la descripción que hicieron de Tello en esta charla, y cito:

[…] vistiendo una blusa de transparencia que dejaba ver un top de tiras de color rosado y una falda ceñida hasta la rodilla que dejaba apreciar sus cotizadas curvas.

Mi reacción fue algo así (tomando en cuenta que tenía un taza de café en mi mano, la figura es casi igual):

Sorpresa, volvemos al físico. OK, entiendo que es la cortina de humo perfecta y demás etcéteras, pero is this the best you can do? Lo que me encanta de esta “noticia” es que la foto de Miss Colita con Plasencia es tan perfectamente fuera de contexto que nadie sospecha, porque obviamente está más claro que el agua, que fuera del encuadre puede haber… más gente.

Pero como están solitos, oh God, la charla fue “personalizada”.

Aunque todo esto me gusta mucho más porque creo (contradíganme, #bitchplease) que nadie se alucinó jamás a Tello con ropa, o con la capacidad de dictar una charla aunque no sea una profesional colegiada, o ser tan buena alumna en su clase que fue recomendada para tal tarea (o que tan solo fuera parte de una actividad académica).

Es más, me divierte y me entristece –sí, bienvenidos a mi ambivalencia– que a una persona se le quite cualquier crédito por ‘estar rica’. Bueno, tampoco la quiero victimizar, bien que se metió al mundo del modelaje (¿?) sabiendo el tipo de “público” (si se le puede llamar así en lugar de pajeros) que le esperaba.

Me queda, sin embargo, una pequeña duda. Si hubiera sido Majú Mantilla, la reina de belleza ganadora del Miss Mundo, en su lugar, ¿la hubieran jodido tanto así? Mi conclusión es: ser bella y ‘estar rica’ son dos cosas distintas. Si eres lo primero, eres sofisticada y respetada. Si eres lo segundo, la gente solo quiere ver tu poto (y demás partes curvilíneas). El precio es que una vez que lo mostraste, solo eres eso y nada más.

Majú Mantilla

Ser un poto o no. He ahí el dilema. Ojalá Tello logre hacer valer su chamba sin que se fijen en su blusa traslúcida. Algún día.

Por si no sabían, en un blog donde el autor ya no escribe más  :( está el origen de la Colita del Perú: “Yo te descubrí”

Probablemente David Reyes abrió la caja de Pandora, sin saberlo. Puras mentiras, me diría.

5 pensamientos en “El precio de ‘estar rica’ en el Perú

  1. solo los verdaderos hombres sabemos respetar a las mujeres, toda mujer merece ser respetada sin importar como se vistan o como sean.

    las mujeres se pueden vestir como ellas quieran igual merecen ser respetadas y nadie tiene porque mirarte ni molestarte ni piropearte ni mucho menos tocarte, respeta a las mujeres.

    las mujeres NO tienen la culpa que algunos hombres sean mañosos es injusto echarles la culpa de eso.

    las minifaldas NO provocan a los hombres, todo esta en la mente de los hombres.

  2. Muy acertado y pertiente tu punto de vista. Toda la “cola” que ha traído este caso solo puede verse con la seguridad del desprejuicio y dejando de lado lo políticamente correcto. Muy buena prosa, por cierto.

  3. Respondiendo a tu #bitchplease y porque el uterodemarite te hizo retweet decidi leer. Que perdida de tiempo. Obvio todo esto es cortina de humo. Y si, probablemente si fuera Maju la prensa no seria tan vulgar en referirse al tema pero eso argumento aside NO ESTA CALIFICADA! Estudiante no te hace profesional si alguien quiere charla de nutricionismo que le pidan a alguien que sabe, no a una estudiante. La realidad aunque triste es verdadera. No la contrataron por su capacitacion sino por sus atributos y cuando te expones tanto y eres Miss Colita eso pasa. Pierdes credibilidad en otros ambitos, yo creo que no es victima porque ella esto ya lo debe haber sabido, tonta no es.

  4. piojosos todos, y siempre habrá una diferencia entre estás rica y ser hermosa, sin embargo, el tema dio más hablar on que off, las redes sociales siempre saldrá lo más exagerado posible, indignados le dicen. Por otro lado, yo te doy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s