Breves apuntes: la Cancillería y el roche de la fragata Montrose


¿Un mar de contradicciones que solo quedará en ‘vamos a voltear la página’?

Fragata Montrose que nunca veremos (EFE)

Ahora que tengo un poquito de tiempo para postear, este asunto de la fragata Montrose que nos iba a visitar el 22 ha tenido tanta cobertura, alarmista en su mayor parte, que creo necesario hacer mi pseudo-análisis de algunas cositas para entender mejor este impasse.

Communication failure?

→ Primero que nada, el viernes 23, la Embaja de Reino Unido en Lima envió un nuevo comunicado a todos los medios para expresar su decepción sobre la cancelación de la visita del Montrose. Ahí, la Embajada indica claramente que en la reunión (del viernes 16) que hubo entre Rafael Roncagliolo, Ollanta Humala y Jeremy Browne no se discutió ese tema.

Sin embargo, según esta nota de Andina, rebotada por El Comercio, dice que Perú sí le comunicó a Browne que no queremos demostrar/exhibir cosas militares por el lío de las Malvinas. Si bien no le dijeron “no queremos la fragata”, es bastante obvio a lo que se referían. ¿Estamos hablando de la misma reunión, estoy confundida o alguien (UK o Perú) está mintiendo vilmente?

→ En lo que sí coincide la Cancillería y la Embajada británica es que, efectivamente, hubo un retraso en la fecha de llegada de la fragata que Reino Unido comunicó tras esa reunión. Como parte del despliegue de rutina en América Latina, el Montrose haría una parada en el puerto del Callao; todo esto no es por una cuestión de ‘vamos a pasear en el barquito’, sino que se pretendía seguir desarrollando la experiencia de compartir el uso de activos navales contra el narcotráfico (comunicado dixit). ¿Qué significa esto? Según mi primitivo entender de cuestiones navales/militares, el Perú ha venido trabajando conjuntamente con Reino Unido en la lucha contra el narcotráfico y esta visita sería una de varias que se van a realizar.

→ El punto de quiebre, entonces, parece estar aquí: los ingleses pensaron que, a pesar del cambio de fecha, los peruanos recibirían la fragata cuando hubiera una nueva fecha de arribo (porque nos iban a avisar sobre la nueva fecha). No obstante, el Perú asumió que luego de la reunión del viernes –donde dizque sí le dijeron a Jeremy que no querían enfadar a Argentina– ese “retraso” era igual a “ya no vamos a visitarlos”. De todas maneras, el Canciller Roncagliolo ya dejó en claro que no va a hacer un nuevo pedido al Congreso si es que hubiera una nueva fecha para la visita.

Las opiniones

Un día de esta semana que no me acuerdo, Francisco Tudela fue entrevistado por Beto Ortíz sobre este roche, y terminó diciendo prácticamente que la hemos cagado sin razón alguna.

Parafraseando, explicó que luego de que le hayamos vendido munición a Argetina durante la Guerra por la Malvinas del 83, Inglaterra ya nos odiaba y que al menos la visita de la fragata era un avance en la disminución de ese odio. Dijo, también, que Argentina había tenido otros impasses bastante graves con nosotros también, refiriéndose a las armas que le vendió a Ecuador cuando estábamos en guerra con ellos.

La conclusión de la entrevista está resumida en un titular de Correo: bloqueo a fragata es para complacer a chavistas. Definitavemente me parece un extremo exagerado, pero bueno, es Correo y es Tudela.

Al otro extremo tenemos a Augusto Álvarez Rodrich, que en su columna, Naufragio de la verdad en la fragata, concluye que Perú se equivocó desde el principio por haber aceptado la visita de la fragata, ya que contraviene la posición nacional respecto a las Malvinas y sobrepasa el interés regional que ahora Perú considera una prioridad.

Para él, entonces, la cobertura periodística sobre el tema ha sido un intento de bajarse a Roncagliolo. Bueno pues, me pregunto entonces, ¿cómo, si en teoría el Perú tiene tan en claro que el interés regional es prioritario, se realiza un proceso de pedir permiso al Congreso, reunirse con Browne, etc., etc., por error? 

Pasar por un proceso de conversaciones dimplómaticas, de involucrar a otros actores y luego darte cuenta de que lo que pides contraviene una posición nacional –imposible olvidar (¿quién puede olvidar lo delicado que es para AL la disputa por las Malvinas?)– es como boicotear voluntariamente tu chamba.

Finalmente, es cierto que las relaciones con Reino Unido regresarán a la normalidad y que el costo es menor comparado con irritar a Argentina a nivel diplomático. Pero el punto de crítica aquí no es “pucha, qué miedo decirle ‘no’ a los ingleses así” o “¿ahora Argentina es nuestro jefe?”, sino que es realmente un error de niños que a la Cancillería no se le debe permitir, sea con Inglaterra, China o Zimbabwe.

Se puede coincidir con AAR en que la Embajada parece querer magnificar esta “decepción” a niveles poco diplomáticos (o sea, ultra públicos), pero si lo va a calificar como “inaceptable”, lo es más aún la equivocación inicial de la Cancillería, que por cierto tiene una web más que inaceptable a nivel de navegación y contenidos. Deberían rediseñarla si es que no quieren que su trabajo se juzgue solamente por la, a veces, atribulada y apurada cobertura de los medios de comunicación.

Borrón y cuenta nueva

El excanciller, en su bien intencionado mensaje para calmar las aguas, aceptó que ha habido errores administrativos y de comunicación en el manejo de este tema, pero apoya la decisión de no haber recibido la fragata. Según declaraciones publicadas en El Comercio, debemos tratar de voltear la página ya que todo seguirá siendo lindo con Inglaterra.

Repito, está bien que no se vayan a afectar las relaciones con este país, ya que eso sería motivo de renuncia del Canciller, pero la idea tampoco es tapar este error con un dedo por temor de ser identificados con ese grupo que “quiere bajarse al Canciller”. En la política todos quieren bajarse a todos, especialmente en este gobierno, pero si vamos a querer sanear los errores minizándolos o desviándolos por ese argumento sin hacer una crítica previa, se pierde la parte divertida de  la comunicación política. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s