De religiones y Web 2.0


¿Acaso no practicar una religión te convierte en su enemigo? Una nueva mirada desde Alain de Botton

Imagen: alaindebotton.com

Anoche tuve el placer de disfrutar, una vez más, una de las conferencias de TED, esta vez recomendada por @stolenbeat. Resulta que Alain de Botton, filósofo y escritor suizo –actualmente reside en Londres– fue invitado a dar un sermón sobre cómo la secularización ha aniquilado cualquier posibilidad de armonizar los buenos ejemplos que las religiones pueden aportar al mundo de los contentos y seguros ateos. “Rescatar y disfrutar los mejores pedacitos de la religión” es una propuesta hasta denigrante para el ateísmo, pero no es tan loca como parece.

Me explico [más bien, resumo lo que Alain expuso].

Asumamos que las religiones son invenciones para encontrar consuelo, orientanción y esperanza antes las adversidades. Aceptemos que creer en Dios es creer en un cuento de hadas y, por ende, Jesús y toda su historia es una malinterpretación de los Evangelios resultante de la Escuela Escolástica del Medioevo. Ahora, ¿podemos ignorar el arte, la literatura, las costumbres –ahora respaldadas por el marketing– como la Navidad y Semana Santa que ha dejado, en este caso, el catolicismo?

“Hasta ahora, las personas se han visto ante una elección desagradable: o aceptas la doctrina y accedes a todo lo bonito que conlleva, o rechazas la doctrina y vives en una especie aislamiento espiritual guiado por CNN y Walmart” [risas].

Sin ofender a nadie, he creído, desde hace unos años y por una serie de experiencias (sí, infortunios, como todos tenemos) que la religión solo puede ser considerada importante cuando encuentras en ella lo que nadie más puede satisfacer. Algunos no la buscan, sino más bien crecen en ella, y otros se convierten luego de haberla ignorado por muchos años. Yo no la busco y no le encuentro sentido litúrgico-espiritual; sin embargo, sí utilizo muchísimos de los valores de la religión cristiana y, quien sabe, tal vez Zen o algunas otras que ni cuenta me he dado, para regir mis proyectos de vida.

Pues bien, si realmente crees que rezar no trae ninguna otra consecuencia más que un agradable consuelo mental, que Dios no existe pero no dudas en decir “¡Dios, qué es eso!” cuando algo te sorprende, ¿eres ateo, agnóstico o tan solo un simple partirdario del eclecticismo?

“Pienso que hay una alternativa. Creo que hay maneras, muy respetuosas y completamente paganas, de robar a las religiones. Si no crees en una religión, no hay nada de malo con escoger y mezclar extrayendo lo mejor de la religión.”

De esta manera, aunque él no lo llama así, De Botton nos interpela a adoptar una filosofía olvidada nacida en Grecia que hacía básicamente lo que ahora hacemos en internet: take and mixEl eclecticismo fue un intento de armonizar diferentes aspectos de otras filosofías para darle un sentido no doctrinario pero medianamente coherente para ser aplicado a la vida. Es como la tolerancia materializada.

Es probable que Alain ofenda a muchísima gente con su propuesta. En eso no me meto porque no me identifico con esa perspectiva. La mejor parte de esta charla es cuando habla de la Luna. No importa si practicas una religión o no, si miras a la Luna, el efecto es el mismo en todos los seres humanos. ¿Cuál es ese efecto? Escucha a Alain:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s