2012: independence year?


Imagen: gilygily.com

Tenía un par de temas que quería comentar (mentira, más que un par) antes de fin de año, pero bueno, sé que nunca llego a postear lo que quiero dentro los tiempos adecuados, aunque de todas maneras lo hago.

Comencemos por lo que nos dejó el 2011:

En el plano internacional, está de más decir que el Personaje del Año de la revist Times fue material de debate por varias semanas. The Protester,  el excelente reportaje que acompañó la portada es probablemente lo que no debe dejarse pasar en ninguna lectura para futuros periodistas.

It began in Tunisia, where the dictator’s power grabbing and high living crossed a line of shamelessness, and a commonplace bit of government callousness against an ordinary citizen — a 26-year-old street vendor named Mohamed Bouazizi — became the final straw.

Imagen: bumpshack.com

La Tunisie et le pouvoir du peuple fue el post que le dediqué a ese tema, que sin duda se veía como el comienzo de una gran revolución civil moderna. Aquí no me voy a meter al tema de las redes sociales, ya que me parece que su rol ha sido de vehículos de comunicación más eficaces, nada más.

De ahí siguieron otras protestas, de indignados –como se comenzaría a utilizar el término luego de la toma de la Puerta del Sol, en España— que dejaron a todos con la boca abierta. En Revolutions do exist: Egypt, traté de darle un panorama más amplio a lo que venía sucediendo en el norte de África, con fuentes y citas que no encontré en ningún medio nacional. Estos dos son, tal vez, los mejores posts de este blog del 2011. 

Back to Peru, en política, el cambio de Humala a la derecha, parafraseando al periodista Jaime Codero, como lo dijera en uno de sus artículos publicado El País, deja unas cuantas interrogantes sobre aquellos ‘bandos’ que se formaron durante las elecciones. Los políticos y periodistas que antes le ponían la cruz a Humala ahora le dan su venia, mientras los que ponían las manos al fuego por él lo han tildado, sin hacer alusión a nadie en particular, de dejarse maniatar por fuerzas superiores.

Imagen: miblog.rafaelgo.com

¿Será?

Quién los entiende. Traté de entender las elecciones desde tres puntos de vista, y todo terminó en el post Peruvian elections, political scientists and foreign media

Quisiera extenderme más en el tema, pero sin ánimos de decepcionar a nadie, me inclino a creer que durante época de elecciones los candidatos adoptan poses efímeras para cautivar al electorado, mientras deben acorzarse de aliados que, finalmente, harán posible llevar a cabo un gobierno sin mucha turbulencia. ¿Qué ahora Ollanta parece no tener ideología y antes sí?

Nunca me dio la impresión de él que traería consigo “la gran transformación” y que esta sería resultado de su falta/abundancia de ideología, sino más bien de cómo jugara sus cartas para lograr un mínimo de cambios que justificaran su llegada a la presidencia y su actividad de gobernante. Ha logrado, al menos por ahora, parte de ese cometido. No somos Venezuela y ahora resulta que el balón de GLP estará S/.5 más barato, se eliminará ese insulzo contrato CAS y el Marco Macroeconómico Multianual es bastante prudente hasta el 2014. Al menos por ahí, todo a salvo.

Imagen: cronicasdelbasurero.blogspot.com

Ahí comenzó todo.

Dentro del mundito peruano de los medios de comunicación también hubo algunos revuelos (revueltos). América Televisión, uno de los canales más lucrativos del medio y parte del grupo El Comercio, fue blanco de críticas –que duraron poquito, como debe ser– por el despido de Laura Puertas, otrora directora periodística del canal.

En reacción a ello, Hugo Coya (productor general) y Raúl Tola (conductor de Cuarto Poder) también renunciaron. El director del diario La República, Gustavo Mohme, renunció al Consejo Consultivo Editorial del canal, algunos días después. La verdad que no sé en qué quedará ese canal. No es por desdeñarlos, pero lo único que veía era Cuarto Poder, y eso. Tal vez yo no formo parte de su público objetivo.

Ahora, yendo a un plano más personal, lo que se viene este año:

No tengo la más mínima idea, a excepción de algunos proyectos personales, chiquitos, como egresar de la universidad, entrar a planilla –nuevamente– en cualquier trabajo que me recoja, reportear freelance (esto ya lo comencé) y viajar al menos dos veces antes del 31 de diciembre (en febrero me voy a Cusco, oh yeah).

Antes de que lo olvide, debo comenzar el borrador de mi tesis para licenciatura y postular a una de esas bolsas económica que ofrece la universidad por tener ideas originales pero no plata para hacerlas realidad. Fácil la mía califica. Ya iré escribiendo sobre eso también.

Si existen los milagros, el 2012 será el año oficial de mi independencia, y también el de muchos países al otro lado de este continente que comenzarán a vivir libres de sus yugos dictatoriales (qué agradable coincidencia).

A pesar de toda la violencia de los escenarios políticos internacionales, de la economía decadente que ha devaluado el dólar hasta hacerme llorar, cada año nuevo da un airecito de “volver a comenzar”. Sabemos que es mentira, pero bah, ¿qué sería de nuestras vidas si todo fuera la verdad y nada más que la verdad?

Coleccionables del 2011:

Gestión – El hecho económico del año (Perú)

Getty Images – Year in Focus

The Guardian – Pictures of 2011

Un pensamiento en “2012: independence year?

  1. Pingback: ¿Pendientes para el 2013? | Con y Contra Todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s