Viajando en el Metropolitano


tarjeta del metropolitano

Después de ver interminables enlaces directos en noticieros que ¿pretendían? mostrar la impaciencia de la gente por la inauguración del Metropolitano (no había un solo comentarista o persona que no se quejara por la demora en el inicio del servicio), y después de que se haya gastado una millonada de plata (de nuestra plata) en construir lo que se supone es el sistema vial más caro del mundo, finalmente, el Metropolitano entró en funcionamiento a finales del año 2010.

Debo admitir que una de las cosas por las que no disfruto el Metropolitano en su totalidad es el gran desbarajuste presupuestal que tuvo lugar durante su construcción, sin explicación coherente alguna por parte del municipio. Me pregunto si la alcaldesa llegará a hacer alguna investigación sobre ese asunto en lo absoluto (sea lo que sea que “descubra”, la verdad no sé que tanto se podrá hacer al respecto).

A pesar de todo lo que he leído y visto hasta el hartazgo sobre el Metropolitano, especialmente las críticas que hicieron que algunos comenzaran a llamarlo el #lentopolitano y el importante gran detalle de haber sido construido sin un estudio de impacto ambiental, viajar en el Metropolitano es total y definitivamente una experiencia distinta — y hasta cierto punto gratificante — en comparación con el transporte al que he estado acostumbrada  desde que tengo uso de razón.

Como bien me comentó un amigo francés, recién llegadito, el sistema de transporte en Lima tiene un lado positivo que no muchos vemos: estamos completamente conectados. No importa qué tanto nos atrase el tráfico o que tan lejos vayamos, hay buses, combis, mototaxis, taxis colectivos y micros para todos los rincones de Lima metropolitana. Ahora bien, una vez dentro del vehículo, el asunto cambia: asientos sucios y viejos, cobradores y choferes desaliñados, (joder, pero es la mayoría) malolientes y maleducados que nos acostumbraron a bajar en medio de la pista porque estaban (¿o estábamos?) demasiado apurados como para esperar la luz verde, pasarse al carril derecho y dejarnos en nuestro paradero.

estación del metropolitano

Ahora no es paradero sino estación

No he viajado a Francia, España, Estados Unidos, Brasil, Chile, Colombia ni ningún otro país que tenga un sistema parecido, pero al menos con el Metropolitano siento que puedo viajar tranquila (aún no entiendo por qué le llaman lentopolitano) y — aún parada y con decenas de personas a mi alrededor — no tengo que escuchar la música del chofer, ni al cobrador gritar o sentir que me roza de más para pasar a cobrarme; ya no hay más “carreras” y no más paradas estúpidas en medio de una avenida desierta para esperar pasajeros.

No sé ni me han explicado si sería factible seguir construyendo más vías para el Metropolitano, como parece que va a seguir sucediendo, y estoy completamente de acuerdo en que es un sistema aún deficiente en cuanto a recarga de tarjetas y en la obtención de las mismas según categorías (medio, menores de edad, etc.), pero sería un sueño si es que ambos sistemas (el privado tradicional) y el municipal (también privado pero pagado con plata de la comuna limeña) lograran convivir de forma que se eliminaran todas esas características que nos han acostumbrado a ser tan malos pasajeros.

Digo “malos pasajeros” porque aún hay gente que se aloca y se mete al Metropolitano empujando a los que aún no se han bajado, porque ponen su música en altavoz como si estuvieran en su propio auto y no dan el asiento reservado cuando corresponde. Tal vez no sea cosa del transporte sino de nostros mismos, pero estoy convencida de que el actual sistema es un agravante de estas costumbres… ¿Qué difícil es cambiar lo obvio, no?

No le doy gracias a Casteñeda por hacer esta obra porque esa era su chamba y recibía un sueldo para eso (sacó algo más también). No me molesta que su nombre esté en una placa  porque fue hecha durante su gestión y eso no es un error. No necesito que se especifique que mi plata fue invertida en eso porque ya lo sé y no hará ninguna diferencia (porque la plata de muchísimos otros limeños también fue usada y no todos han llegado a usar este servicio aún). Lo que sí necesito es que las obras que se inicien o se propogan, se replateen, se continúen o se detengan tomando como base el beneficio de la población e infórmandola sobre el mismo. ¿Cómo definir tal beneficio? Ahí está la verdadera chamba que le corresponde hacer a un buen gestor público.

Ah, y tampoco vendría mal un poco de ventilación extra para el verano🙂

Otras notas relacionadas:

El Metropolitano recaudó más de S/. 24 millones en cinco meses de operaciones

Viaje en el Metropolitano

6 pensamientos en “Viajando en el Metropolitano

  1. No tengo nada en contra del Metropolitano, es más, soy usuario. Pero tengo que decir algunas cosas al respecto.
    Para los que vivimos en Lima Norte, específicamente más allá de la estación central de El Naranjal, nos ha complicado la vida. Antes que empezara todo este proyecto el tiempo que hacía del Km 15 de la Túpac Amaru hasta Tacna y Colmena era de 45 a 50 minutos en auto (colectivo). Cuando empezaron todos los trabajos del mentado sistema, el recorrido se hace en 1 hora 20 minutos (en colectivo), y no hablemos de los otros servicios de transporte público. Para aquellos no usuarios del servicio (propietario de un auto, colectiveros, combis, micros, pasajeros en general) esto los ha perjudicado. ¿Qué ha pasado? La famosa estación El Naranjal es una espaciosa obra pero, ha dejado para la circulación de todo el transporte que viene de Comas y Carabayllo una vía de solo dos carriles, imagínense amigos de otros distritos la congestión que se genera, sobre todo en hora punta. Todos los males del transporte público (combis que se paran por gusto y donde quieren, unidades peléandose por los pasajeros, cientos de usuarios del Metropolitano bajando a la carrera por alcanzar la cola de varios metros) y por las obras de la Panamericana Norte, todos los buses provinciales circulando por la misma vía de dos carriles.
    Bueno, en realidad hay más cosas de las que se podría hablar sobre este sistema, nada es perfecto.
    Y sobre los “malos pasajeros” creo que va a pasar mucho tiempo para que la gente cambie su cultura “combi” o “micobusera”, la que traslada a este nuevo sistema. Espero que todos cambiemos pronto.

    • Lo genial de este comentario es que refleja como cualquier obra que se realice queda a la merced de cada zona particular de Lima. De hecho, si uno viaja por la ruta del Centro Lima hacia Chorrillos, es un sueño. Sin embargo, para el norte las cosas cambian y hasta parecen ser más dañinas que positivas. Justamente de esta dicotomía parte el último párrafo de mi post: las obras deben hacerse buscando el beneficio de la población, y ese beneficio no solamente compete una ruta, sino todas.

      No estoy segura de si hubiese podido ser diferente en el caso de Lima Norte… Tal vez pudieron haberlo construido por alguna otra vía o en otro lugar que no fastidie el tránsito particular como lo hace ahora. Si el Metropolitano continúa implementándose sin tomar en cuenta este tipo de feedback, ya esto va a parecer más una negligencia que desarrollo urbano.

  2. De todas maneras la implementación del metropolitano es un avance, un paso al futuro para una ciudad que no deja de crecer no solo en población y tamaño sino en NECESIDADES.

    Creo que si bien las horas, el apuro y el cansancio sacan el peor instinto salvaje de cada uno-en cualquier parte del mundo-, los limeños entienden poco a poco que hay un sistema que puede haber un sistema que no haga su vida tan caótica.

    Creo que se puede llegar aprender a respetar horarios, esperar tranquilamente (hasta ahora la seguridad es buena), manejar mejor el tiempo, respetar los paraderos, ceder el asiento, etc. Hay cosas que mejorar -lo mas urgente la ventilación!- sobre todo para que sea más fácil y las personas -especialmente las mayores- se sientan cómodas y seguras.

    Creo que las personas que usan este servicio son una reducciòn para el transorte público tradicional pero solo en las rutas principales -incluso para llegar a las estaciones se deben tomar combis- pero ojala haya algo de coordinación entre ellos para que el sistema de transporte mejore y sea mas útil.

    Te apoyo en eso de que se continúe contruyendo más vías para conectar y agilizar Lima pero sí sería muy importante que sea más ágil y con un buen estudio de impacto ambietal para no estar quejandonos a largo plazo.

    Acabo de escuchar una propanga de radio de Castañeda “(voz de un señor x) si yo fuera presidente harìa como Metropolitanos pero en todo el Perú, (otra voz) si confias en Castañeda te cumplimos” o algo así, la conexión entre el y su obra será difícil de borrar

    • Eso último que mencionas es cierto, pero es más una cuestión de marketing político y de una cultura de culto a la persona que lleva mucho tiempo aquí como en otras sociedades. La verdad que es cuestión de cada uno la forma como recepcione la propaganda electoral, y tampoco creo que se les deba reprochar el uso de la obra para identificar al candidato ya que es un elemento de persuasión como muchos otros que ya veremos en los próximos meses.

      Por lo pronto estoy feliz de que aún no se llene de gente. Habrá que disfrutarlo mientras dure… Bueno, a menos que construyan más y satisfagan la demanda, pero habrá que esperar a ver qué pasa en los próximos cuatro años.

  3. Bueno, sí, también coincido en esa parte… Aunque en el video el asunto es más crítico! De hecho, tengo suerte de que el Metropolitano vaya por mi ruta… Lamentablemente seguiré el mismo calvario de una hora y algo más para llegar a la universidad. Le monde n’est pas parfait, mais c’est pas si mal de rêver quelques fois (oui, je rêve avec un meilleur système de transport… c’est vraiment interessant, n’est-ce pas? lol).

  4. Desgraciadamente, lo de “malos pasajeros” no tiene nada que ver con el metropolitano y no creo que cambiara. Eso tiene que ver con la sociedad. Metete en un metro de Paris en hora de punta y veras como cambia la gente. Ya no existe ni anciano ni niño ni mierda, solo animales salvajes… (http://www.youtube.com/watch?v=QJQe171mHkE&NR=1)
    Me encanta que hayas por fin viajado en metro!
    El amigo francés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s