Festival de Cine de Lima 2010: Mucho más que películas


Para los amantes de los DVDs de Polvos Azules y para los que estamos cansados de tantas películas que vienen de un mismo país, el Festival de Cine de Lima fue una respuesta al hastío cinematográfico al que a veces llegamos. En la semana del 6 al 14 de agosto, el Centro Cultural de la PUCP (CCUCP) fue el centro de concurrencia de directores y actores del cine Latinoamericano, quienes se reunieron para dialogar y presentar sus películas al público asistente. También se organizaron charlas, talleres y seminarios relacionados a nuestra alicaída industria latinoamericana de distribución fílmica. Muy débil aún, pero que no se da por vencida.

Un ejemplo de cómo los latinoamericanos estamos tratando de posicionar nuestra propia industria cultural cinematográfica, enfocada más que todo en las formas de alcance y distribución de películas —que reciben un reducido o nulo apoyo estatal—, son las redes de microcines.

El 11 de agosto hubo una pequeña charla con Marcelo Cordero, filósofo, conductor radial y Director del Centro Cultural  Yaneramai, en Bolivia. Con el apoyo del Grupo Chaski, se han logrado establecer ocho salas de cine independientes en este país vecino. Marcelo contó cómo esta red de microcines es vista como una fuente de trabajo, ya que los que operan las proyecciones no trabajan como voluntarios, sino como empleados. Lo sorprendente de este caso de red microcines es que desde la llegada de la cinematografía a Bolivia, en el siglo XIX, sólo el 8% de la población ha ido alguna vez a una sala de cine. Considerando que actualmente hay poco más de 9 millones de habitantes, arriesgarse a tratar de insertar en una cultura de cine al 92% de la población no iniciada en ella, ya es un logro.

A la pregunta de ¿qué evita la formación de un mercado de distribución fuerte entre países latinoamericanos?, Marcelo apuntó a varias cosas: el monopolio norteamericano de películas, la desigual competencia entre mercados de cine latinoamericanos, el querer copiar un modelo hollywoodense, la falta de un público constituido y la temática (pareciera que los directores latinoamericanos sólo hacen películas para festivales).

Lo que más me dejó pensando fue esta frase: “La piratería es la única industria del cine en Latinoamérica”. Bueno, ¿algo en común tenemos, no?

Otros proyectos audioviuales relacionados:

DOCUPERU

NAPA

TELEVISIÓN AMÉRICA LATINA

CHASKI

4 pensamientos en “Festival de Cine de Lima 2010: Mucho más que películas

  1. Pingback: Geraldine Chaplin en el Festival de Cine de Lima 2011 « Con y Contra todos

  2. Pingback: Tweets that mention Festival de Cine de Lima 2010: Mucho más que películas « Con y Contra todos -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s