El pecado de Kapuscinski fue la omisión


Portada del polémico libro

El título de este post es una de las tantas frases que dijo el periodista Julio Villanueva Chang acerca del “caso” Kapuscisnki.

El jueves 15 de abril, la Facultad de Comunicaciones de la PUCP recibió a los periodistas Julio Villanueva, Gustavo Gorriti y Manuel Bonilla, y al antropólogo Jaris Mujica para hablar sobre las posibilidades de la fabulación en el periodismo, reflejadas en el trabajo de Ryzsard Kapuscinski. Los límites entre la realidad y la ficción, el nacimiento de un nuevo género literario (¿o no?) son algunas de las preguntas que se está planteando el medio académico después del libro publicado por Artur Domoslawski sobre la biografía del casi idolatrado periodista Ryszard Kapuscinski (RK).

Según diversas notas que leí en Internet, la esposa de Kapuscinski terminó siendo la más indignada con el libro Kapuscinski non fiction, ya que interpuso una demanda en contra de Domoslaswki e intentó detener la publicación del material. La preocupación sobre este tema pone al descubierto lo frágil que todavía es la profesión periodística en cuanto a su prescripción y actual desenvolvimiento.

El debate estuvo interesante, pero como buena persona ocupada por la monotonía que soy, llegué un poco tarde y me retiré temprano. Los dejos con algunas frases sobresalientes, videitos y reflexiones finales:

No creo en la respuesta policial de denuncia que se hace al libro.

La actitud de cierta prensa de ahora es un estigma del medio [la actitud de denuncia policial].

El pecado de Ryszard Kapuscinski fue la omisión… No saber manejar su fama.

Julio Villanueva Chang.

Si escuché bien -y si mis notas no me engañan- Villanueva mencionó que Domoslawski le dijo, sobre de RK, la razón por la que éste no advirtió a sus lectores sobre el tipo de escritura que hacía:

Tal vez sintió miedo de ser descubierto, de derrumbar la estatua que ya se había construido de él [RK].

Cuando Villanueva Chang terminó diciendo que, básicamente, el escándalo que se ha armado no debería ser motivo para quemar los libros de RK sino que debería ser motivo de expansión de nuestros límites entre la literatura y el periodismo, de ver nuevas formas de narración con un lenguaje más libre y menos constrictor que el del periodístico, Jaris Mujica siguió con el ruedo.

Mujica se planteó cuatro preguntas, desde una perspectiva de no-fanático de RK y de no-periodista (y tampoco lee mucho sobre el tema), lo cual enriqueció más el debate. Lo que más me llamó la atención fueron estas preguntas [parafraseadas por mí]: ¿cuáles son los mecanismos o métodos que usamos los periodistas para hacer la interpretación de la información que hacemos? ¿Por qué -después de que todas las ciencias sociales se burlan de la objetividad- la colectividad, e incluso las clases de la especialidad de Periodismo, siguen mencionando a la objetividad como el bastión en el que el periodismo se alza (o al menos trata de acercarse)?

Aquí, los videos donde Jaris hace estos planteamientos:

Gorriti, satírico y tajante, responde:

¿Habrá querido mantener la fama y no derrumbar la idolatría a su alrededor? O tal vez habrá querido simplemente abrir las fronteras de la literatura y la narración de no ficción. ¿Tendremos que hacer los periodistas un disclaimer si es que estamos haciendo crónica con hechos reales narrados ficcionalmente? Qué tal embrollo.

Los infaltables:

La periodista brillante de la que habla Gorriti

Julio Villanueva Chang escribe en Poder sobre RK: Un limpiador de ventanas ante el rascacielos

Entrevista a Artur hecha por Julio Villanueva Chang

Numero Zero: La polémica creatividad de Kapuscinski

4 pensamientos en “El pecado de Kapuscinski fue la omisión

  1. Ojalá la biografía la publique una editorial que no sea anagrama. Si no fuera por ellos y sus exagerados precios compraría más libros de K.

    Y bueno, sobre el tema en cuestión -y esto lo digo obviamente sin haber leído la biografía y solo a partir de los datos sueltos que han estado saliendo-, K si fue bastante conchán ah. Si estuviera vivo sí me parecería válida la actitud de “esposa despechada” que menciona Julio Villanueva, pero en fin, está muerto.

    • Cierto, Anagrama los vende carísimos. Felizmente siempre hay fotocopiadoras :p
      En fin, nadie nominará a K para canonizarlo ni mucho menos entronizarlo como el que “no se dio cuenta de cuánto y porqué iba creciendo su fama”. Lo que si no se le quita es que sus libros son lo más entretenidos y los menos cuadriculados [en el sentido de no ser ortodoxamente pegados a las reglas] que la narrativa de no ficción (mitad ficción) -ya ni sé lo que es- nos haya dado.

  2. Pingback: Tweets that mention El pecado de Kapuscinski fue la omisión « Con y Contra todos -- Topsy.com

  3. ¿Te imaginas si transcribiéramos todo lo que grabamos de una entrevista, por el hecho de pensar que nos estamos ciñiendo a una versión oficial?

    Imagina, pues, a la crónica fuera de lo que consideramos “híbrido” en el periodismo…nos quedaríamos con la notas secas. Me pongo en el caso de que en la crónica es posible invitar a la audiencia a la crítica.

    Como indicó Gorriti, el periodismo debe buscar la representación precisa de los hechos, una aproximación constante.

    Que buena lo de Sofocleto!
    Gracias Karina!
    Como te dije, vía USTREAM se cortaba la transmisión…por la red, por la distancia, en fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s