Alan García: cuando la conchudez se alucina la heroína del cuento


dire251009alan

Alan y su “indignación”. Foto de La República.

APARENTEMENTE, ya no se robaron el pulmón de la exhibición del Cuerpo Humano. Susan Hoefken, supuestamente, armó toda una farsa para que esta exhibición llamara la atención y hubiera más visitantes a la exposición. Esta táctica, evidentemente, fue demasiado ingenua como para pensar que la gente iría a ver  una exposición donde van rateros [generalización errónea, pero son cosas de la publicidad], o donde el precio está como quien va a una discoteca [pero sin licor, lo cual le quita todo el encanto].

Entonces, por ahí aparece Alan García, que se pronuncia acerca de todo (entiéndase por todo: la muerte de cantantes y la mentira de la virtualidad real de las redes sociales) menos sobre lo más importante para decir que esta señorita  debería renunciar a la nacionalidad peruana.

Dizque ha habido daños a la imagen del Perú en el exterior, como si el robo del pulmón hubiese borrado el hecho estadístico de que somos unos de los países exportadores más grandes de cocaína, o que nos recuerden por haber sido el país que dejó crecer el odio hasta permitir que una aberración como Sendero Luminoso vea la luz,  o como si la costumbre de hacernos “los vivos” ante cualquier ley no sea nuestra fama por antonomasia. Es como decir que robar el pulmón de esta exhibición nos hubiera hecho perder a un grupo de inversionistas para explotar alguna mina o algún lote de Camisea.

La idea de que un hecho aislado como este se convierta en un generalización no es realmente una consecución de ideas demasiado lógicas, sino el efecto de que cuando se repite en los medios de comunicación entonces significa que “eso” pasa todo el tiempo. Es como pensar que es más peligroso viajar en avión que en bus sólo porque cuando se cae un avión las pérdidas humanas son más dramáticamente cubiertas por los medios  que de si sucedieran en un bus interprovincial (bueno, esta es la excepción en el Perú, claro está).

Por eso digo que Alan García, aparte de ser conchudo por las declaraciones que ha hecho, contribuye a un pensamiento poco reflexivo sobre lo que significa “hacerle daño al país”. La imagen de un país no tendría por qué verse radicalmente dañada por un hecho aislado ejecutado por una persona en particular. La imagen de un país se transmite por sus medios de comunicación, por los peruanos que emigran, por los inversionistas que vienen, por el cuidado que el Estado le da a su aparato estatal, por la política que se maneja, etc.

Eso de “nacer de casualidad” nos hace preguntarnos, ¿acaso alguien es capaz de planear con total seguridad en qué lugar geográfico va a concebir a sus hijos? ¿Para ser peruanos honestos que no serían capaces de hacerle daño al país nuestros padres tendrían que haber dicho, “oh, hay que elegir el Perú para que nazca nuestro hijo”?

¿Qué diablos significa “eso es lo malo a veces de nacer de casualidad en el Perú”?

Ni a los de Sendero se les dijo semejante cosa. Ni se lo dijeron a Alan en los ochenta cuando llevó a un país entero a la pobreza. Decir semejante cosa tan solo es un patético ejemplo de cómo el orgullo de ser peruano y ser feliz se convierte en un nacionalismo conchudo que se alucina el bueno sin mirar la paja de su propio ojo.

Si Hoefken es culpable, pues que se la sentencie de acuerdo a ley. ¿Para qué emitir juicios desquiciados que contribuyen al odio innecesario?

Otra cosa más, ¿cómo es posible que Nicolás Lucar diga que la gente quiere linchar a Hoefken? ¿Tan salvaje nos cree?

Por último, ¿quién puede decir en qué país debió nacer uno u otro si las fronteras son tan solo convenciones sociales?

Hasta acá llega mi higadito.

Tonterías de Alan:

Lo que dijo sobre Hoefken

Como si nadie supiera que Toledo y Alan son amigos

Alan y los petroaudios

Alan García tiene un sueño: estar en el reality de Gisela

2 pensamientos en “Alan García: cuando la conchudez se alucina la heroína del cuento

    • Entre otras cosas “importantes” de las que se ocupa el presidente tenemos: darle medallas y reconocimientos a cantantes extranjeros….oh sí, quién no quisiera hacer eso, no? jojojojo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s