Cartitas: Idilios de la prensa y Alan García


http://2.bp.blogspot.com/_z41OkDTTjLE/SNEvZjIUJTI/AAAAAAAACfg/ifsttFRgy-o/s400/CARTITAS.jpg

Con este post termina el ciclo de lectura del mensaje a la Nación del 28 de julio. Fue interesante leer las cartitas del Presidente a diferentes diarios –El Comercio, Peru21 y Correo–con su respuesta a las críticas del editorial de cada uno o a las opiniones de los colaboradores de los diarios.

No hay que olvidarse de las iniciativas ingeniosas sobre cómo desmenuzar el mensaje presidencial de Marco Sifuentes con su lluvia de etiquetas de lo que se repite en el mensaje. De esta graciosa pero interesante propuesta salió un artículo genial en La República de Edgardo Cruzado, titulado “Los millones del presidente Alan García”, dándonos una lección de cómo fijarse en los detalles pone al descubierto muchas cosas.

Habría que ver qué se puede rescatar (o hundir) de las cartitas de Alan. Solo un apunte: No pude encontrar la carta que le envió a Correo [no sé si la habrán publicado completa], pero encontré fragmentos de ella y la Respuesta al Sr. Presidente de Aldo Mariátegui.

Comencemos por El Comercio

Sobre la renovación del Congreso

En la cartita de Alan:

El señor Pease, a nombre de Perú Posible, se equivoca cuando afirma que, para aprovechar la renovación del Parlamento en un 50% a la mitad del gobierno, yo buscaría imponer un referéndum. Se equivoca, porque lo constitucional es recoger 1’500.000 firmas de ciudadanos cuya gran mayoría estará de acuerdo con esa propuesta, que da mayor estabilidad al sistema, conecta al régimen con el pueblo y plantea al presidente gobernar de manera compartida en el caso de no tener mayoría.

Consultando a los expertos. Lo que opina Tanaka:

La renovación por mitades del Congreso busca mejorar la representación política, al hacer que la evaluación del desempeño de los gobiernos se vea reflejado en un cambio en la composición parlamentaria, pero tiene el inconveniente de que puede complicar y paralizar la acción del Ejecutivo, además de que no resuelve el problema de representación: mientras la oferta política que nos proponen los partidos no mejore, y no se cambie la forma en que funciona el Congreso, tendremos más de lo mismo.

Sería genial que el problema de representación se solucionara renovando el Congreso. Sería genial que en realidad haya difusión de lo que los Congresistas realmente quieren hacer [o no hacer]. ¿Es viable esta propuesta? Al menos ya se tiene una idea para no mantener a tanto ocioso en el mismo curul por cinco años. Y los que realmente trabajan, bueno, tendrán el respaldo de la gente, así que ni se quejen.

Sobre la corrupción

Alan, contrargumentando a Mekler:

En cuanto al señor Mekler que confina mi mensaje a las buenas intenciones, destacando que nada se ha dicho sobre la corrupción, como si no viviéramos en una democracia con fiscales, jueces, procuradores, prensa y opinión libres de temor. Todos luchamos contra la corrupción, pero todo o casi todo está legislado salvo que alguna comunidad religiosa pudiera sugerirnos otros medios para luchar contra la corrupción.

Lo que se dijo en el mensaje el 28:

[…] debemos defender y depurar nuestra democracia de los corrompidos y corruptores aplicando cuanto antes los artículos del nuevo Código Procesal Penal a esa lacra para que su sanción sea veloz y recluirlos en la nueva colonia penal de la selva que estamos construyendo para que ahí trabajen.

Eso de que todos luchamos contra la corrupción no creo que sea muy cierto. Algunos luchamos contra la corrupción. Una cosa curiosa en la respuesta de Alan es que piensa que por haber fiscales, jueces, procuradores, libertad de prensa y, sobre todo, democracia, ya eso quiere decir que todos estamos luchando contra la corrupción. Creo que cuando hablamos de corrupción, no nos referimos exactamente a la falta de agentes fiscalizadores, sino a cómo se comportan, en la práctica estos agentes. Aparte, cuando decimos “corrupción”, inmediatamente pensamos en esa vez que nos quitaron el puesto porque llegó el cuñado del jefe, o del policía que se hace de la vista gorda, o cuando el jefe de práctica le pone más nota a la chica que se está gileando en el salón. Esa es nuestra corrupción señor Presidente.

Sigamos con Peru21

Y dale con la corrupción

Alan, parafraseando lo que ya le dijo a El Comercio:

El editorial reclama la ausencia del tema de lucha contra la corrupción olvidando que vivimos en un país democrático en el que no existe el terror de hablar como sí lo hay en las dictaduras.

[…] existen procuradores que han presentado múltiples denuncias contra funcionarios de este gobierno, y lo que es más importante, existe prensa totalmente libre y derecho a expresión ciudadana. […] todo o casi todo está legislado y se trata de aplicar lo que existe.

Sobre los logros, los retrasos y las disculpas

Respondiéndole a Raúl Castro (y a muchos otros que dijeron lo mismo) sobre la falta de autocrítica, las numerosas cifras y los retrasos del gobierno:

La verdad es que en 8 ocasiones, si usted lee el discurso nuevamente, verá que la he hecho, señalando en qué temas tenemos retrasos y pidiendo disculpas a los ciudadanos. Me causa gracia que algunos opositores dijeran antes del discurso que no tenía que mencionar logros o cifras sino que tenía que referirme a lo que no se ha hecho.

Lo que se dijo en el mensaje:

La infraestructura, el empleo, la inversión, la redistribución, son tareas urgentes. Si no las cumplimos ahora lo harán antes otros países y nos dejarán en el atraso. Por eso mi obligación es lograr el cambio con la mayor velocidad. He querido sacudir las energías positivas del pueblo. Que no nos ganen. Si eso a veces parece intolerancia, dureza o lejanía a algunos, les pido disculpas a quienes así lo sienten, pero estamos en medio de una batalla y debemos ganarla.

Como prueba del avance, en tres años, 2 millones de peruanos tienen ya agua potable y alcantarillado por primera vez en sus hogares con 3 mil obras en 1,200 localidades. Además, en 3 años, 1 millón 400 mil peruanos han recibido en sus hogares la electricidad para la educación, la producción y la seguridad. Son 3,400 pueblos de todo nuestro país.

La palabra “disculpas” se menciona una sola vez en todo el discurso. Sobre las cifras, bueno, ¿qué esperan? ¿No está bien acaso saber qué se ha hecho hasta ahora? Uno no puede estar en todas partes para verlo todo. Al menos con las cifras ya se da un paso para investigar si son ciertas o no, para dar méritos o no a la gestión del Presidente. Por otro lado, otra cosa curiosa sobre los mentados retrasos es que ahora parece que estamos en “medio de una batalla”. ¿Sabemos hasta ahora contra qué o quiénes peleamos y qué ganaremos? ¿Sabes cómo es que realmente queremos “avanzar”? ¿Nuestro avance se guiará solo con cantidad o también calidad?

Finalmente, el diario Correo

Para este caso, sólo encontré los extractos de la carta de Alan en una nota del periódico. Aunque más interesante es la respuesta de Mariátegui.

Por última vez, sobre la renovación del Congreso

Lo que Alan dijo:

“en ningún caso, desestabiliza el sistema, sino que, por el contrario, lo vincula directamente con la opinión ciudadana”. Ante las críticas que señalaban que la renovación del Congreso a mitad de mandato no es algo propio de los gobiernos presidencialistas, el jefe de Estado peruano respondió que “eso no es exacto”, ya que es lo que se hace “en el país más presidencialista de la Tierra, los Estados Unidos de Norteamérica”.

La Respuesta al Sr. Presidente, de Aldo Mariátegui

Eso va a introducir un funesto carnaval electoral que terminará de arrasar con el Legislativo (a menos que eso se busque) y matará la inversión privada con la incertidumbre que va a generar.
Mucho mejor sería establecer distritos electorales uninominales y eliminar el voto preferencial, amén de introducir el voto voluntario.

Para los menos entendidos en el tema [o sea, todos, incluyéndome], aquí encontrarán  una pequeña explicación de lo que es un distrito uninominal y su funcionamiento electoral. Saquen sus conclusiones.

Un señalamiento: eso de que no se podría proponer una renovación del Congreso porque “no es algo propio de gobiernos presidencialistas” es un argumento inválido. El hecho de que algo sea “propio” [algo así como innato] de un gobierno lo es porque estamos juntando una cantidad de ejemplos [de lo particular a lo general, en pocas palabra] y concluyendo de que todos los demás casos deben seguir esa generalidad. No, no, no, así no se contrargumenta. Siempre hay excepciones que pueden funcionar bien, ya que cada caso tiene un contexto y una realidad gubernamental distinta.

Sobre los núcleos ejecutores de obras:

Aldo Mariátegui, admitiendo su error:

Sí le doy la razón en cuanto a que fueron infundados mis reparos a los “núcleos ejecutores”. He estado estudiando la literatura al respecto y sí, realmente pueden ser un arma potente de microgasto efectivo, amén de dar sentido de participación […]

Aquí, la ley que regula las facultades de los Núcleos Ejecutores.

Conozca más sobre los Núcleos Ejecutores

Presentación: ¿Qué es el Foncomun? (MEF)

Lo bueno de todo esto es que entre la prensa y Alan García a un buen diálogo. Un diálogo de amor-odio, pero un diálogo al fin y al cabo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s