Cinefilia: Miradas a La Teta Asustada


Fausta y su tío

Fausta y su tío

Finalmente, hoy la vi.

Esa película peruano-española de la que todos hablaban a principio de año porque ganó el Oso de Oro de la edición 59 de la Berlinale,  La Teta Asustada, recibió un sinnúmero de críticas, entre éstas, fue acusada de ser racista, de tener una directora pituca, de no ser 100% peruana, de mostrar a los pobladores de Manchay como serranos bárbaros, y un largo etcétera. Asimismo, los buenos comentarios  iban orientados hacia el orgullo de tener una película galardonada en tan importante festival, la gran actuación de Magaly Solier, el uso del quechua (ergo, reivindicación de lo andino), etc. En fin, La Teta Asustada sacó lo peor y lo mejor de todos; todos hicieron uso de sus pre-juicios [lo que creen que saben de la sierra y la historia del Perú versus lo que mostró la película] y pocos hicieron uso de conocimiento cinematográfico. Pocos hablaron sobre la fotografía, las lineas narrativas, las técnicas para armar la secuencia cinematográfica, los diálogos, sonido, etc.

Pocos realmente se centraron en el criterio de la Berlinale para otorgar tal premio, el cual se encuentra en la página de la Berlinale:

El jurado declara que la competencia de este año presenta un amplio rango de filmes [películas] cuyo objetivo principal consiste en explorar formas para expandir la interpretación y comprensión de temas importantes de nuestra época. Por lo tanto, el jurado ha decidido otorgar premios a aquellos esfuerzos que alcazaron el equilibrio entre la afirmación política y la forma poética.

¿Cuál es el “rollo” de La Teta Asustada, entonces? Ninguno.

Esta película hizo de gala de una narración con secuencias por veces lenta pero que ayuda a su mismo dinamismo una vez que vemos la película completa. Utilizó el quechua como idioma principal porque la madre de la protagonista [se supone] vino a Lima de algún departamento quechua-hablante y, por lo tanto, era de esperarse  que la protagonista hablara también quechua. Tiene como escenario una Lima bastante contemporánea -Manchay es un rostro representativo de esa Lima que crece sin parar-, a pesar de que no muestra a Lima ciudad en sí, sino a esa área aún rural que queda en ella y una casa grande [la de la pianista] como representación de la Lima no rural.

Todo esto es solo una aclaración de lo que la película muestra. No es ni malo ni bueno. No es ni bonito ni feo.  La cuestión aquí se encuentra en que si, cinematográficamente hablando, esta película tiene elementos que enriquecen la realización del séptimo arte. Lo importante es aquí de qué manera esta película innova o cumple [o no] con ciertos elementos para que sea un todo estructurado, sin cabos sueltos o escenas innecesarias.

No hay que olvidar que el cine, las historias no necesariamente deben plasmar la realidad como un documental, sino que una película es siempre una representación de esa realidad que ha sido aprehendida por los realizadores. Es una visión más de una realidad subjetiva plasmada en un soporte audiovisual. Por lo tanto, la opinión de que la película es pésima porque Sendero Luminoso usualmente no violaba mujeres y por eso no debieron haber dicho ahí que algún terrorista violó a la madre de Fausta, es totalmente inválida. Pequeño detalle aquí: en ningún momento de la película se menciona explícitamente que fue algún terrorista el que la violó. El espectador asume esto porque SL es el malo de la historia, no solo en la película sino en la historia del Perú también. De ahí viene esa asociación.

En segundo lugar, sería bueno distinguir la trama principal, el motor que hace que todas las acciones se desarrollen: la madre de Fausta muere súbitamente. Fausta desea enterrarla en el pueblo [que nunca se menciona, lo cual es un buen detalle que nos da pistas del origen ficcional y no documental de la película], pero por falta de dinero tendrá que trabajar como empleada doméstica de una pianista adinerada. Este es el motor de la película: lograr que la madre de Fausta regrese a su pueblo para enterrarla allí.

Las demás líneas narrativas ayudan a armar el transfondo de ese mundo ficcional-real de la película: la papa en la vagina de Fausta, la boda de Máxima, la boda comunal en Manchay, la explicación del doctor versus el del tío sobre los sangrados nasales de Fausta, la pianista que logra su triunfo al plagiar una canción de Fausta, etc. Con todo esto dicho, creo que hay un elemento importante que, a mi parecer, faltó para cerrar ese ciclo de acciones que giraban en torno al motor de las mismas: nunca se llega a ver si finalmente se entierra a la madre de Fausta en el pueblo. Hay un elipsis y transición de fondo negro entre la escena de Fausta en la playa con el cadáver embalsamado de su madre y la entrega de la planta de papa que le hace el jardinero a Fausta frente a la puerta de su casa. ¿Qué sucedió con esas serie de acciones que deberían haber culminado en algún final explícito? Quién sabe, tal vez es cuestión de gustos, pero el final de la línea narrativa principal se basa en asumir que, efectivamente, fue enterrada y que tanto pleripo sirvió para algo; sin embargo, esta línea no es cerrada explícitamente para completar el ciclo de acciones de la película.

Por último, no se llega a comprender exactamente cómo es que Fausta llega a entrar, después del desaire de la pianista, a la casa de ésta última si antes ya la había dejado botada en plena vía expresa. ¿Cómo llega a entrar con tremendo portón delante y sin haber hecho ninguna referencia a que Fausta, tal vez, tenía llaves de la casa? ¿Acaso con ese desaire en plena calle no deberíamos haber asumido que Fausta fue despedida de su trabajo como empleada de la pianista? Me pareció genial la forma como aparecieron las perlas alineadas bajo la cama de la pianista mientras Fausta las recogía, pero aún así, no me quedó claro cómo es que llega a accerder a ellas de esa forma.

Esa sería mi única crítica. Por otro lado, la iluminación, las actuaciones, los planos, las secuencias ininterrumpidas, los diálogos, el uso de sonido diegético versus no-diegético me pareció muy bueno. Todo muy bueno, pero tampoco fue nada muy innovador a nivel técnico. Lo innovador ha sido, tal vez, la papa en la vagina y la forma como se muestra -cinematográficamente- la existencia de esa papa cuyas raíces siguen creciendo dentro de ella [por cierto, esta línea narrativa si concluye explícitamente]. Juega con el realismo-mágico de forma que se ajusta a una lógica rural, sin conocimientos de medicina, a esa lógica de leyendas y mitos que tanto alimentaron la cosmovisión de la Sierra y del mundo entero antes del desarrollo de la ciencia.

No hay que pensar que Llosa quiso simbolizar la incivilización de “nuestra gente” por medio de la papa en la vagina, sino que, simplemente, ponerse una papa en la vagina representa (visual y simbólicamente) el deseo de conservar la inocencia en medio de un mundo que parece haberse olvidado por completo de ella.  Esto es lo que hace de La Teta Asustada una buena película: la exploración de la inocencia, el trauma psicológico y las penurias de ser pobre desde la visión de una muchacha consciente del mundo a su alrededor y de su pasado.

P.S.: Tampoco me parece certero que la película sea ovacionada por haber “captado las costumbres de la Sierra”, como alguna vez escuche en una clase de la universidad. A lo mucho, podríamos asumir que la generación del tío de Fausta es de la Sierra. Todos los demás son limeños. No queda claro si Fausta nació en Lima o no.  Los únicos elementos no limeños fueron una yunsa,  el guiárse por la cáscara de la papa como augurio de larga vida, las danzas folclóricas de transfondo en una escena que duró segundos y el uso del quechua.

Para curiosear:

Los peores comentarios sobre La Teta Asustada y el Oso de Oro

Ganadores de la 59ª Berlinale

Premios del Jurado Internacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s