Hacia un Perú verdaderamente laico


El proyecto de ley 01008-2006-CR, presentado por el Partido Aprista Peruano (PAP) en marzo de 2007 ha sido aprobado por la Comisión de Constitución del Congreso hoy. La ley cuenta con 26 páginas y, entre los puntos que ya se han mencionado en la mayoría de diarios -reconocimiento de las asociaciones religiosas que no sean católicas como entidades religiosas que gocen de todos los beneficios de ley, exhoneración de clases en los colegios estatales-, hay algunos puntos interesantes que sería bueno comentar.

Dice el pastor Humberto Lay que el mundo ha avanzando y que en algún momento deberá ponerse punto final a la discriminación religiosa. No creo que haya nada que objetarle a tan certera afirmación. Sin embargo, hay algo curioso que escuché en RPP:  de ahora en adelante, los alumnos podrán exhonerarse de las clases de religión (católica, obviamente) de las escuelas estatales previa autorización del padre o apoderado. Hasta donde yo recuerde, en mi colegio nacional y en los de las demás personas que conozco [que no son pocas], ya se ejercía este derecho. En fin, lo bueno es que ahora esta ley, de ser aprobada por el Congreso, podrá respaldar de manera más concreta a aquellos que no profesan el catolicismo.

Otro punto interesante es la declaración de Gonzalo Flores Santana, especialista en Derecho Eclesiástico, esta iniciativa contravendría a la Constitución:

Me parece que la rapidez con la que ha actuado la Comisión de Constitución para aprobar este proyecto de ley, evidencia que ha politizado el tema (…) La iniciativa legislativa colisiona con la Carta Magna, debido a que esta no contempla el término igualdad religiosa. (El Comercio).

Aunque parezca mentira, la verdad es que el término “igualdad religiosa” y, por lo tanto, elreconocimiento de que todas las religiones gocen de los mismo derechos al ser declaradas entidades regliosas, no existe en la Constititución:

Artículo 2.- Toda persona tiene derecho a:

3. A la libertad de conciencia y de religión, en forma individual o asociada. No hay persecusión por razón de ideas o creencias. No hay delito de opinión. El ejercicio público de todas las confesiones es libre, siempre que no ofenda la moral ni altere el orden público.

Artículo 50.- Dentro de un régimen de independencia y autonomía, el Estado reconoce a la Iglesia Católica como elemento importante en la formación histórica, cultural y moral del Perú, y le presta su colaboración. El Estado respeta otras confesiones y puede establecer formas de colaboración con ellas.

¿Curioso no? Sin embargo, en un texto que el mismo Flores  Santana escribió en el 2008, se hace una definición de lo que significa que el Estado “preste su colaboración” a la Iglesia Católica:

En concreto, en el sistema de colaboración subyacen tres principios que constituyen los ejes de la relación entre el Perú y la Iglesia Católica y que deben ser respetados. Estos son: Independencia y autonomía jurídica, Incompetencia recíproca y Colaboración mutua.

Si el hecho de que el sistema de colaboración implique se haga un reconocomiento de autonomía jurídica (la entidad religiosa tiene su propia organización y goza de exhoneración de tributos), incompetencia recíproca (el Estado no se mete con la Iglesia ni viceversa) y de colaboración mutua (Estado y entidad religiosa están al servicio del hombre), entonces, si el Art. 50 de la Constitución dice que el Estado PUEDE ESTABLECER FORMAS DE COLABORACIÓN CON ELLA, ¿por qué la aprobación de esta ley sería contraria a la Constitución?

Es lamentable que haya tanta confusión y debate sobre este tema que es una excelente iniciativa. No habríamos de descartar que, por un lado, el Estado probablemente perderá un poquito de tributos al reconocer a todas las religiones como entidades religiosas. Sin embargo, si el Estado no se presta a establecer formas de colabaración con las otras confesiones a pesar de haberse propuesto tal iniciativa, entonces estaría discriminándolas.

No dejemos que los intereses económicos y políticos nos devíen del camino hacia la democracia religiosa. Este es un proyecto que, muy al pesar de muchos, destronará a la Iglesia Católica de su cuna de oro, pero que demostrará que el Perú sí puede ser un verdadero estado laico que considere con igualdad a todas las confesiones religiosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s