Honduras: con Golpe de Estado o sin él… he ahí el dilema


hondurasmapHonduras es un país de de poco más de 7 millones de habitantes. Alcanzó independencia poco después de Perú, el 28 de setiembre de 1821. Después de la Revolución Sandinista de Nicaragua, Honduras eligió democráticamente a Roberto Suazo Córdova, en 1980, como su presidente. Para 1982 ya tenían una nueva Constititución. Fue un país que sufrió las consecuencias de la aplicación de las políticas económicas neoliberales en los años 90, y que fue usado como base contra la revolución socialista nicaragüense por Estados Unidos a cambio de apoyo económico. Ayer, 28 de junio de 2009, el Presidente Zelaya -quien llegara al poder en el 2005- fue derrocado por un Golpe de Estado. Se dice que pretendía “reestructurar” Honduras a través de una nueva Constitución. Y esta nueva Constititución le permitiría prolongar su gobierno.

Hoy en la mañana, RPP entrevistó al señor Alberto Bodega. Realmente no sé quién o qué cargo desempeña, pero dijo cosas muy acertadas acerca del golpe de Estado. Muchas personas condenan el golpe de Estado porque atenta contra la democracia. Sin embargo, este señor dijo que no solamente habría que condenar el golpe, sino también todo el proceso que ha llevado al golpe: el intento de cambiar la Constitución de forma que le sirva para prolongarse en el poder. Asimismo, dijo que la OEA no está haciendo NADA. Así de simple y concreto.  Insulza, que es el Secretario General de la OEA, esperó hasta que esto estallara para prácticamente “amenazar” al país suspendiéndolo de la asamblea de la OEA (lo cual obecede al artículo 19 de la Carta Democrática Interamericana).

Alberto Bodega también presentó una alternativa a un dilema al que muchos países latinoamericanos nos hemos enfrentado: ¿cómo enfrentarnos contra un gobierno que pisotea a su pueblo cuando ni la OEA ni nadie nos hace caso? ¿qué otra alternativa hay al Golpe de Estado? No pude escuchar su respuesta porque recibí una llamada telefónica. Sin embargo, esto me hizo pensar en algunas cosas:

Ayer escuché que Zelaya pidió la intervención de la OEA, los Estados Unidos y los países latinoamericanos. Que condenemos el Golpe de Estado. Por esto entendí que él no ha hecho nada malo y que él quiere regresar a su país porque su gobierno es el “legítimo”. De acuerdo a la ciencia política y la sociología, no sólo por haber sido elegido con un 28% de votos tu gobierno será legítimo. Para legitimarse en el poder como autoridad (con todo el peso de los conceptos sociológicos sobre “legitimarse” y “autoridad”) se necesita más que cifras, más que la aprobación de Estados Unidos y todos los demás países. Se necesita la anuencia del pueblo. Es muy posible que muchos intereses políticos y económicos estén involucrados en este golpe. Tampoco me voy a poner en plan alanista y decir que hay una “conspiración internacional” contra Honduras. Aún así, yo me pregunto: ¿por qué no aceptar que obraste mal, Zelaya? ¿por qué los militares tuvieron que secuestrar a los embajadores de Cuba, Nicaragua y la canciller Patricia Roda?

Hay protestas que reclaman el regreso de Zelaya, salen en fotos, salen en la televisión. Pero los medios no sacaron ninguna noticia sobre la insatisfacción de la gente con este golpe. Las noticias dicen que “cientos” de personas salieron a protestar apoyando a Zelaya, pero hay más de 7 millones de habitantes y con unos cientos no podemos asegurar de que todo Honduras rechaza el golpe. No salieron noticias acerca de lo que el Parlamento hondureño investigó sobre Zelaya. No salen noticias sobre lo que dice el nuevo presidente de Honduras a su pueblo. ¿Por qué le tenemos tanto miedo a que un país se dirija solo sin que siga los mismo criterios que todos los demás? ¿Por qué creemos que ahora van a ser comunistas?

Eso es todo. No condeno el gole de Estado porque no ha habido muertes de ciudadanos. La única democracia contra la que se ha atentado es la que está en nuestra cabeza. Nadie saca en las noticias cómo es que Zelaya llegó a la presidencia. No soy comunista, pero tampoco me creo todo lo que dice la OEA ni mucho menos los periódicos de Lima. Hay que buscar más allá. Espero que Honduras encuentre su camino hacia la democracia como ellos la imaginan y no como la comunidad internacional cree que debe de ser. Zelaya no ha sido asesinado ni mucho menos maltratado. Tan solo fue rechazado por fuerzas más grandes que él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s