Encuesta: Los blogs, ¿información o influencia?


A propósito de este blog, y de muchos otros que he estado revisando, les paso un artículo que salió en Le Monde en marzo de este año. La traducción la hice  un poquito tarde, pero la terminé. Es un tema intersante, ¿estaremos yendo por buen camino los que aspiramos a “hacer” periodismo?

Ellos sacan las primicias, comentan sobre la actualidad, y reniegan de los grandes de este mundo. Algunos los llaman “los periodistas ciudadanos”. Otros los ridiculizan con sobrenombres menos elogiosos como “periodistas en pijama”. Sin embargo, nadie puede ignorarlos. Los bloggers y otros redactores de la Web se han hecho un sitio a la luz del sol del sistema de la información. Las empresas han comprendido rápidamente que no los pueden ignorar.

“Estamos obligados a tomarlos en cuenta, solamente para evitar un buzz negativo en la Web”, señala Anne Shapiro-Neil, presidenta de la Asociación de profesionales en relaciones de prensa y comunicación. “La dificultad se encuentra en que las reglas no son las mismas que las de los periodistas. Por ejemplo, no se nos asegura la obtención de un derecho a respuesta en caso de error”. “Las opiniones son bastante compartidas y las prácticas muy diferentes”, indica Sophie Cornet, de la agencia “C’est dit, c’est écrit” (Se dice, se escribe). “¿Deberíamos enviar productos, libros a los bloggers, invitarlos a los viajes de la prensa, sabiendo que se les debe pagar todo, puesto que no son remunerados?”

En ciertos sectores, los bloggers juegan un rol decisivo como educadores. Es el caso, por supuesto, de los juegos de video, la informática, y el high-tech, pero también de la alimentación, la medicina, la música, y el ocio en su sentido más amplio. Las empresas han recurrido a agencias especializadas en la vigilancia de los blogs. “Los bloggers complican la tarea de los servicios de la prensa –explica Ludovic Bajar, director asociado de “Human to Human”, que es una de estas agencias. Su práctica es fundamentalmente diferente de aquella de los periodistas. Ellos no respetan los tres pilares de la profesión que son la distancia, la objetividad y la validación de fuentes. Ellos se encuentran en una subjetividad total respecto a su sujeto. Ellos viven de su actividad como una pasión. Ellos cuentan su historia. Cuando un blogger llega a una conferencia de prensa, la primera cosa que hace es tomarse una foto o hacerse fotografiar…”

Las instituciones aprendieron a hacer construcciones con estos nuevos comentadores de la vida pública. Para el debate entre Barack Obama y Nicolas Sarkozy, en julio de 2008, el Palacio de gobierno había dado acreditaciones a una decena de bloggers. “El criterio de base reposa en la acreditación de prensa”, precisa Franck Louvrier, responsable de la comunicación a la presidencia de la República. “Pero ya estoy cerca a abrir las puertas a los blogueros más influyentes. Aquellos que tienen una legitimidad en su profesión y cuyos blogs son los más visitados”. El Palacio de gobierno ha puesto a funcionar una célula de vigilancia de blogs, dirigida por Nicolas Princen. Para la oficina del Primer Ministro, el servicio de prensa se entiende según el criterio de la acreditación profesional. “Por razones de seguridad”, señala Myriam Lévy, responsable de dicha política.

Por su lado, el Partido Socialista ha acreditado a los blogueros después del congreso de Reims. “La inflación de sitios en Internet y los blogs se nos presenta como un problema”, admite Alain Clergerie, coordinador del servicio de prensa del PS. “Tenemos como costumbre el pedir la acreditación de prensa, o si no, de verificar que el sitio web o el blog son reconocidos y que tengan una buena reputación”. La porosidad entre la profesión del periodista y aquella del blogger provoca un cruce de costumbres. “Estamos en una situación comparable a la época de las radios libres”, dice Benoît Raphaël, jefe de redacción del sitio web LePost. “Los blogs permiten la emergencia de nuevos talentos que podrán ser excelentes periodistas en un futuro”.

Eric Marquis, vicepresidente de la Comisión de la credencial de identidad de periodistas, es menos indulgente: “A fuerza de decir que todos pueden ser periodistas, desvalorizamos esta profesión y ocultamos el hecho de que la buena información tiene un precio. Después de todo, uno no anda hablando de un “ciudadano cirujano”. El término “ciudadano” no sirve sino para disfrazar la desvalorización de la información y la precarización de la profesión. Ya hemos llegado bastante bajo en el criterio para la atribución de la credencial de prensa, hasta la mitad del salario mínimo de los ingresos provenientes del periodismo”. Para este sindicalista, del Sindicato Nacional de Periodistas (SNJ, por sus siglas en francés), “los términos del debate son exactamente los mismos que durante los años 1930, cuando Georges Bourdon propuso las bases acerca de la posición del periodismo. Durante esa época, él tenía un discurso bastante drástico, afirmando que era necesario distinguir a los profesionales de los amateurs”.

Sin embargo, la mayor parte de los bloggers no se consideran periodistas. Su práctica incluye, muy seguido inclusive, una crítica implícita a la prensa. “El espacio público numérico juega un rol complementario, es por eso lo suficientemente lógico que suceda como una reacción y una corrección”, explica Nicolas Vanbremeersh, alias Versac, quien tuvo un blog político desde 2003 a 2008. “Yo mismo, no tengo base profesional en relación a la información. Yo tengo mi propia jerarquización. El blog es un placer y una actividad anexa a mi vida”.

Si nos atenemos a un criterio meramente estadístico, la ventaja está del lado de los blogs. Según la comisión de la credencial de prensa, habría 37 000 credenciales de prensa, y según Wikio, de 60 000 a 70 000 blogs.

Xavier Ternisien

Artículo que apareció en la edición de 07.03.09.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s