Un quinquenio más para Perú


El 28 de julio fue un día marcado por una atmósfera de extraña tranquilidad en mi casa. Después de un corto periodo de encontrones políticos con mi familia, todos escuchamos el discurso de juramentación de Ollanta Humala (OH). Fue afortunado que no durara dos horas, como recuerdo alguno de los mensajes presidenciales de Alan García, ahora expresidente de este país.

ollanta humala presidente

"Oh yeah, look at me now bitches" foto: muladarnews.com

¿Qué se pude decir sobre el tan esperado cambio de mando? En realidad, hay varias cosas, entre cómicas y fastidiosas, que trajo esta juramentación: los piropos y vituperios de fujimoristas y nacionalistas durante todo el discurso, la mención casi socarrona de la Constitución del 79, el vestido de Nadine (uf, aquí todas las mujeres se creían conocedoras de lo último en la moda… Bastaba con leer algunos tweets) y, lo más importante, el contenido del discurso.

El flamante y aparentemente inesperado primer ministro, Salomón Lerner Guithis (ahora llamado “Lerner Ghitis” por alguna prensa para evitar confusiones con otro académico del mismo apellido paterno), no dudó en calificar el mensaje de “esperanzador”. Cumple, como debe ser, con su papel de salvaguardar la “confianza” que este nuevo gobierno debe proyectar. Como contraparte a este mundo de felicidad, Steven Letisky señaló en una entrevista al diario La República que fue innecesario jurar por la Constitución del 79, ya que — como bien se vio — puso el dedo en la llaga para crear más polarización de la que ya había.

Este debate entre si estuvo “bien” o “mal” jurar por la Constitución del 79 despertó las opiniones de muchos. Fernando Rospigliosi, como era de esperarse, criticó duramente todo lo acontecido en el cambio de mando; por otro lado (muy, muy opuesto), Gustavo Gorriti defendió la posición de OH al respecto, denostando los reclamos de las congresistas Luz Salgado y Martha Chávez, resaltando la conchudez de aquellas por su intento de defender la constitucionalidad de la Carta del 93. Más allá de si fue bueno o malo, la verdad es que este 28 de julio nos dimos cuenta (de nuevo) que los niveles de piconería peruanos son astronómicos… Y que las ganas de joder también. ¿Aprenderemos alguna vez a entender la palabra “mesura”?

Aquí, un recordaris de lo sucedido:

-

La mirada exterior

Entre las cosas irrelevantes que ocuparon (o desperdiciaron, en todo caso) el tiempo de la gente, estuvo el vestido de Nadie Heredia, primera dama de la nación. El Comercio, siempre a la vanguardia de la noticia, publicó una nota a modo de encuesta sobre el tema. Con tan solo ver los primeros diez comentarios podemos darnos cuenta que ahí no pasa nada.

Sigue leyendo

La Tunisie et le pouvoir du peuple


**Même si le titre de ce blog post est ecrit en français, le reste du text est en espagnol. Je m’excuse si le titre suggère le contraire. Cepedendant, je veux adresser mes salutations au peuple tunisien et leur lutte contre un régime qui personne n’aurait pas dû supporter. Vous avez démontré que le pouvoir du peuple est réel, quand il me semblait que nous étions incapables de réagir face aux injustices**

Comenzamos este post con un video de Theplot911, usuario de YouTube cuya nacionalidad desconozco pero cuyo material audiovisual es demasiado bueno como pasarlo por alto. El video muestra una recolección de noticias de diversos medios sobre las protestas en Túnez, originadas a partir de un hecho indignante: un hombre desempleado — en un país tan pequeño como éste donde la tasa de desempleo sobrepasa el 15% — vendía frutas y verduras sin permiso, razón por la cual la policía confiscó su mercadería.

El 19 de diciembre de 2010, luego de que le hayan quitado su único medio de supervivencia, el hombre se prendió fuego. Enough is enough.

Sigue leyendo