El acoso sexual callejero, la inevitable Magaly Solier y por qué todos andamos confundidos


¿Clavos y tijeras para todas? ¿Ahora tenemos que ir a llorar a la tele para defender eso que llamamos pudor? Veamos, pues.

Afiche de la PCM sobre el acoso sexual callejero

¿Campaña del Ministerio de la Mujer o un simple post en su página de Facebook?

No es algo a lo que debamos acostumbrarnos, pero para muchas funciona así: una silbadita, una miradita, una rozadita, un “qué tal culazo”; y para qué fastidiarse, por Dios, si siempre es así y tu mamá te ha dicho que no hagas caso. Bueno, varón, años de años de estas “anécdotas” cansan y ya a una le da ganas de tener clavos, agujas y tijeras en la cartera… Algo como lo que Ana Jara, ministra de Trabajo, aconsejó a sus congéneres para protegerse de la frase del mes: acoso sexual callejero.

Entonces eso quiere decir que a la mujer peruana nadie la defiende, pues, ¿no? Porque claro, si vas a tener que cargar armas blancas en tu cartera, debe ser que estamos en una película western sin Clint Eastwood que dé la cara por ti, así:

Carmen Omonte, sucesora de Ana Jara en el Ministerio de la Mujer, le hizo el pare a esta lógica, pero dijo algo que me dejó más confundida: vamos a crear un proyecto de ley que castigue el acoso sexual callejero con penas de hasta tres años de cárcel.

O sea, ¿todos a la cana por dar piropitos? No, todos a la cana por cometer actos contrarios al pudor. Qué, ¿crees que el pudor es #cualquiercosa? Sin embargo, antes de que Omonte propusiera la solución (¿?) mágica a este problema, siempre había pensado que eso ya estaba “normado”, o sea, que el Artículo 176º del Código Penal incluía el acoso sexual en donde sea, y que el verdadero defecto es que era letra muerta:

El que sin propósito de practicar el acto sexual u otro análogo, con violencia o grave amenaza, comete un acto contrario al pudor de una persona, será reprimido con pena privativa de libertad no mayor a tres años.

Esta es una cita del Código Penal que yo conocía. Pues, para mí, en mi mundo no abogadil, eso es lo que Omonte quiere hacer. ¿Por qué, si ya está hecho? #AQueNoSabías, pero en el 2006 se aprobó una ley que modificaba varios artículos relacionados a la violación de la libertad sexual; entre ellos, el 176º. Hoy, solo quienes nos obliguen a toquetear a otros o a nosotros mismos se pueden ir a la cárcel entre tres y cinco años. O sea, si me meten la mano al poto en la calle, esto no aplica: WTF? ¿Por qué este cambio?

Aparte de las lágrimas de Magaly Solier, que me parecieron completamente innecesarias a pesar de que su reclamo era justo, ¿en qué momento el acoso sexual dejó de ser delito solo porque sucede en la calle? ¿Por qué nadie habla de esto como un problema de salud pública? (a menos que creas que afecta “solo” a las mujeres). Muchos hablan de la educación como remedio más efectivo, pero ¿cuántos consultorios psicológicos hay en los colegios públicos de este país? Ninguno (bueno, no en mi época, al menos). ¿Cuántas niñas y mujeres hoy conocen plenamente la legislación peruana relacionada a la libertad sexual y el pudor? ¿A cuántos de nosotros nos han enseñado lo que es ser “persona” y todo lo que eso significa?

Hasta ahora ni el Ministerio del Interior, que vela (#yapues) por el orden público, ni el Ministerio de Salud, que debería reforzar la legislación en torno a los trastornos mentales, dicen ni pío al respecto. Como nuestra ilustre historia lo demuestra, las respuestas populistas y el ver rodar cabezas (o penes, en este caso) será lo más satisfactorio que obtendremos. Así que, por ahora, parece que seguiremos confundidos entre si lloramos, gritamos, ayudamos al prójimo, castramos al abusivo o le metemos clavo (guarda con la sangre). Queda a elección de cada una (o). Welcome to wild Peru.

Día del trabajo y el poder de la información: De los mártires de Chicago a Facebook


No sé ustedes, pero desde más o menos unos diez años, tengo la impresión de que vivimos en dos realidades: los que han hecho al mundo online parte de su vida  y los que no. ¿Por qué nos importa esto hoy, 1ro de mayo? Porque cuando se trata de chamba, quieres conseguirla o crearla y, en ese interín, esas dos realidades están separadas por una línea (no sé si delgada): el tipo de información que transcurre en cada una.

Así que hoy, aparte de dejarles algunas lecciones de historia, les compartiré algunos recursos y lecturas para recordarles que, si bien hay harto trabajo pendiente para mejorar nuestra realidad laboral promedio (léase, de promedio estadístico nacional), el 2014 está lleno de información útil para contribuir a esa mejora, más allá del newsfeed de Facebook.

La nueva cara del INEI

Está bien, el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) no es la entidad con la que más peruanos se identifican y es, tal vez, la más criticada por los economistas.  Pero no la ignoremos tan rápidamente. Desde el rediseño de su web, tiene recursos e información que no solo los nerds deberíamos consultar:

fotito

¿Quieres ver qué es? Dale clic.

El nombre de esta herramienta más o menos explica lo que es: si quieres empezar un negocio, mejor date cuenta sobre dónde lo vas a poner y quiénes serán tus consumidores. La época en la que la familia Wong abrió su tiendita y todos los querían ya pasó. Ahora hay competencia y los Wong ya vendieron su negocio a Cencosud, quienes ahora no venden nada nuevo sin un estudio de mercado previo.

Solo una alerta al respecto: la información que alimenta este sistema es la de los censos del 2007 (poblacional y vivienda) y del 2008 (nacional económico), no de las series estadísticas anuales. Si bien podría estar un poquito desfasado, es claramente un gran referente que no existía hace un par de años.

La siguiente herramienta es más sofisticada, especialmente por el nombre que tiene: Sistema Nacional de Información Regional para la Toma de Decisiones.

toma de decisiones

¿Qué es importante cuando vas a hacer un plan de negocios? La proyección a futuro del uso de tu producto, servicio, whatever. Bueno, en este gráfico, busqué hogares que tienen servicio de Internet en Lima, desde el 2009 al 2012. Claramente, el uso va en aumento: al 2012, más de un 36% de los hogares en Lima tenían acceso a Internet. Y así puedes seguir buscando, por cada región, datos demográficos, de empleo, salud y hasta de la cantidad de computadoras que poseen las municipalidades.

Emprendedor, ¿yo?

El Perú es un país de emprendedores… al igual que el resto de América Latina y El Caribe (LAC). Pues bien, no es injustificado que haya una expectativa por el desarrollo empresarial de la región, especialmente si consideras que:

  • Más de 70 millones de personas salieron de la pobreza en los últimos diez años (en LAC hay poco más de 580 millones de habitantes al 2012).
  • En el mismo periodo, dos tercios de la reducción de la pobreza se deben a ingresos percibidos, mientras solo un tercio a transferencia de ingresos como resultado de políticas sociales.
  • El nivel de desigualdad en el coeficiente GINI [el más integral] se redujo a 0.52 en el 2011, el más bajo jamás registrado en la región desde 1996.

El problema está, sin embargo, en que los proyectos de empresa no sobreviven y, si lo hacen, la baja productividad no siempre les asegura una larga o provechosa vida, capaz de generar empleo adecuado. ¿De qué me sirve toda esta información? Para ponerte los pies en la tierra sobre la alegría de fundar una empresa, arriesgarte, pero tomar ciertos aspectos con pinzas. “El emprendimiento en América Latina: Muchas empresas y poca innovación” es un #mustread, así que lo dejo acá.

Ocho horas en el Perú

A ver, ¿ustedes creen que el 1 de mayo de 1886 tuvo un efecto inmediato para el Perú? Got news for you: las ocho horas de jornada laboral recién se hicieron oficiales aquí -en papelito, mediante Decreto Supremo- el 15 de enero de 1919. Y esto recién se elevó al nivel de nuestra Constitución en 1993.

Complementando esta jornada, la noción de una remuneración mínima vital (RMV) ya existía en 1916, y fue “ratificada”, digámoslo así, en la Constitución de 1920 y luego en la de 1993.

Claro, incrementarla siempre está sujeta a revisión. Pero para que no se pierdan, la RMV en el Perú subió a S/. 750 el 1ro de junio del 2012, y eso afectó a varias otras modalidades de contratación, vigentes hasta hoy. Eso sí, deben saber que cada empresa o entidad pública tiene su propia escala remunerativa, especialmente si se trata de puestos técnicos o con perfiles muy específicos.

LinkedIn, o el santo grial de las redes sociales profesionales

No hay ninguna prueba de que LinkedIn sirva realmente para encontrar empleo (googléalo, no encontrarás nada más que consejos de cómo usarlo mejor). Pero algo debo reconocer: hay más empresas peruanas que se suman a esta red y están, de hecho, posteando varias ofertas de empleo. O incluso he empezado a ver empresas extranjeras que buscan ciertos perfiles en América Latina (incluyendo ofertas dirigidas específicamente al Perú).

Entonces, yo le daría una oportunidad. Está bueno para seguir empresas e incluso seguir noticias y temas relacionados industrias específicas. Si eres más tradicional, te queda Facebook. Pero que todo sea por mensaje privado (a menos que quieras contarle a la gente públicamente por qué estás buscando otro trabajo o tratando de formar una empresa mientras le sonríes feliz a tu jefe).

Enrique Bernales: “Los partidos políticos han fracasado en hacer autocrítica”


Hoy se cumplen 9 años del Informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR). Uno de sus excomisionados, jurista y catedrático de la PUCP, dio un balance de las tareas pendientes con miras hacia la reconciliación, un término muchas veces malinterpretado e incomprendido.

-

Si hubiera que señalar una de las recomendaciones de la CVR que menos se han tomado en cuenta, esta sería la autocrítica y renovación de los partidos políticos. Para Enrique Bernales, catedrático de Derecho de la PUCP, este fue uno de los factores que propiciaron el surgimiento del MOVADEF.

“En política no hay espacio vacío”, advirtió. Frente a esta carencia, las universidades tampoco han hecho el mejor de los trabajos. Además de preocuparse por las currículas, deberían tener la “capacidad de poner en práctica los conocimientos de forma que el joven sienta que su vinculación con la sociedad no solo va a depender de un puesto de trabajo”, señaló.

Esta formación poco sustantiva con la realidad peruana y la falta de reformas institucionales —propuestas también por la CVR— facilitan que los jóvenes acojan una “visión violentista de las relaciones sociales”. Si se diera el escenario opuesto, “cualquier demagogo con un discurso como el del MOVADEF, no va a convencer porque [el joven] está inmerso en una práctica más vital e integral”, consideró Bernales.

En retrospectiva

A nueve años de la entrega del informe de la CVR, el balance de Bernales tiene sus altos y bajos. A pesar de los ataques y cuestionamientos que recibió el documento, el excomisionado puede decir, sin reparos, que “es uno de los aportes de la intelectualidad peruana más sustantivos para el conocimiento del país que se han hecho”.

El jurista desestimó las opiniones de quienes juzgaron como “sesgado” el trabajo de la CVR por la presencia de comisionados ligados a la izquierda política. “No han conocido de cerca el trabajo de la Comisión o no lo han leído. Acercarse a un estudio riguroso con prejuicios ideológicos no es la mejor manera de entender sus alcances”, agregó.

A pesar del crecimiento económico y la vida política en democracia, que no desvaloró, criticó que las políticas sociales hayan sido el “patito feo de la historia”, a pesar de ser piezas importantes para construir un país sin discriminación. El que “todos seamos iguales ante la ley” sigue siendo una gran expectativa que no se cumple, afirmó.

Esta entrevista forma parte del especial multimedia “Memoria en Deuda”, de la revista Número Zero. Clic en la imagen para ver el especial completo:

memoria en dueda

Reportaje especial sobre los 9 años del Informe Final de la CVR – Número Zero

De violaciones, televisión y memes


Crítica no constructiva, alocada y personal sobre algunas cosas que pasaron en la semana de la ‘grati’ por Fiestas Patrias.

“Let me rape you, please”

Amo los memes. Me parecen geniales cuando reproducen temas ingeniosos con imágenes “nada que ver” con la pregunta planteada o cuando ajustan algunas frases a las imágenes de trasfondo. Algo así como cuando fue el torneo de la Champions League y uno de los jugadores se falló un gol imperdonable.

Imagino que todo comenzó con un par de tipos/as con tiempo libre que decidieron hacer una paginita en Facebook para colgar sus memes. Luego de un tiempo (Internet time: two days), una horda de páginas surgieron con los temas más jalados de pelos (desde “saluda a la lechuga porque es saludable” hasta “Yo también eh llamado mamá a la profe” [sic]) ya no solo para “divertir” a otros, sino con mensajes del tipo:

Si quieres 850 millones de solicitudes de amistad y 400 millones de suscriptores, ponle like y comparte esta imagen.

En mi pequeña lógica, pensé que la idea de querer ser popular en Facebook era algo trasnochada y que todos entendíamos la fórmula:

[más amigos/suscriptores ≠ soy súper chévere]

Obviamente, estaba equivocada (porque todos los memes que mi red en Facebook comparte ahora llevan ese aviso “jalador”). Al darme cuenta de eso, dejé el tema de lado y me sentí, nuevamente, sola con mi razonamiento sobre the Internet world. En fin, cerré el caso.

Pero, el sábado –horas previas a un partido de fútbol local súper importante que no vi– me topé con la página Déjame violarte, por favor. La indignación de una amiga feminista (no, no es lesbiana) me llamó la atención. “La violación es un acto aberrante… Me da asco ver que la gente postea esto en Facebook”. 

Por ahí saldrán los abanderados del liberalismo sexual y eclécticos demás a decirle, “Come on, el acto sexual también involucra una cuota de violencia, lo hace todo más rico” / “Obviamente no se trata de una violación, si no, no te pediría permiso”  o la cancelarán con un simple “mojigata”, “cucufata”, “aburrida” y demás adjetivos cuya existencia algunas personas acaban de descubrir gracias a este post [qué bacán es contribuir a la educación del país].

A ver, lo que menos quiero es pontificar sobre este asunto. Sin embargo, sí me parece una locura que este tipo de expresiones, a menos que se hagan de manera extra-super-archi privada y dentro un contexto ultra-hiper claro, salgan a la luz de la vida convirtiendo una violación en un acto de humor. 

Give me a freaking break. 

O sea, ya el hecho de que te quieras chifar a alguien y lo postees en tu muro de Facebook a través de la página “Déjame violarte, por favor” (sin mencionar a tu susodicho/a, oh gran misterio) es lo más triste que pueda existir para el autorespeto de cualquiera.

¿Culpa a la televisión?

Sigue leyendo

De religiones y Web 2.0


¿Acaso no practicar una religión te convierte en su enemigo? Una nueva mirada desde Alain de Botton

Imagen: alaindebotton.com

Anoche tuve el placer de disfrutar, una vez más, una de las conferencias de TED, esta vez recomendada por @stolenbeat. Resulta que Alain de Botton, filósofo y escritor suizo –actualmente reside en Londres– fue invitado a dar un sermón sobre cómo la secularización ha aniquilado cualquier posibilidad de armonizar los buenos ejemplos que las religiones pueden aportar al mundo de los contentos y seguros ateos. “Rescatar y disfrutar los mejores pedacitos de la religión” es una propuesta hasta denigrante para el ateísmo, pero no es tan loca como parece.

Me explico [más bien, resumo lo que Alain expuso].

Asumamos que las religiones son invenciones para encontrar consuelo, orientanción y esperanza antes las adversidades. Aceptemos que creer en Dios es creer en un cuento de hadas y, por ende, Jesús y toda su historia es una malinterpretación de los Evangelios resultante de la Escuela Escolástica del Medioevo. Ahora, ¿podemos ignorar el arte, la literatura, las costumbres –ahora respaldadas por el marketing– como la Navidad y Semana Santa que ha dejado, en este caso, el catolicismo?

“Hasta ahora, las personas se han visto ante una elección desagradable: o aceptas la doctrina y accedes a todo lo bonito que conlleva, o rechazas la doctrina y vives en una especie aislamiento espiritual guiado por CNN y Walmart” [risas].

Sin ofender a nadie, he creído, desde hace unos años y por una serie de experiencias (sí, infortunios, como todos tenemos) que la religión solo puede ser considerada importante cuando encuentras en ella lo que nadie más puede satisfacer. Algunos no la buscan, sino más bien crecen en ella, y otros se convierten luego de haberla ignorado por muchos años. Yo no la busco y no le encuentro sentido litúrgico-espiritual; sin embargo, sí utilizo muchísimos de los valores de la religión cristiana y, quien sabe, tal vez Zen o algunas otras que ni cuenta me he dado, para regir mis proyectos de vida.

Pues bien, si realmente crees que rezar no trae ninguna otra consecuencia más que un agradable consuelo mental, que Dios no existe pero no dudas en decir “¡Dios, qué es eso!” cuando algo te sorprende, ¿eres ateo, agnóstico o tan solo un simple partirdario del eclecticismo?

“Pienso que hay una alternativa. Creo que hay maneras, muy respetuosas y completamente paganas, de robar a las religiones. Si no crees en una religión, no hay nada de malo con escoger y mezclar extrayendo lo mejor de la religión.”

De esta manera, aunque él no lo llama así, De Botton nos interpela a adoptar una filosofía olvidada nacida en Grecia que hacía básicamente lo que ahora hacemos en internet: take and mixEl eclecticismo fue un intento de armonizar diferentes aspectos de otras filosofías para darle un sentido no doctrinario pero medianamente coherente para ser aplicado a la vida. Es como la tolerancia materializada.

Sigue leyendo

La PUCP de cada día


Adecuar estatutos, negociaciones avanzadas, campañas marketeras y Sigrid Bazán en las noticias

El pin de esta foto forma parte de la campaña “Somos PUCP, seámoslo siempre”, que más a o menos ha encontrado un suitable spokesman  en la columna de José Godoy, publicada hoy en Diario16.

Con una serie de aplicaciones de Facebook y otros artilugios de la adorada Web 2.0, la PUCP ahora defiende su imagen de manera oficial y hacia afuera, cuando hasta el momento solo los alumnos y profesores se habían encargado de esta complicada tarea. Antes de esta campaña, se creó este espacio, que está más enfocado a una tarea de comunicación interna que hacia el público común y silvestre que no le importa la PUCP (let’s face it, some people don’t have to care, right?)

De más está decir que la cantidad de noticias sobre este conflicto han terminado por definir bastante bien los roles de los involucrados. El Arzobispado no representa completamente el catolicismo y, como muchos ya sabíamos, las divisiones en la Iglesia (léase hacia Cipriani) han sido notoriamente sorprendentes en estas semanas.

Otro hecho that catches the eye es la posición casi unánime de decenas de profesionales, ahora en medios de comunicación o cercanos a ellos, que han figurado en columnas y blogs en defensa de la PUCP.  Por otro lado, los alumnos han tomado ahora la posta de la opinión más escuchada, a través de Sigrid Bazán, presidenta de la Federación de Estudiantes.

Resulta curioso cómo dentro de la universidad la voz de los alumnos –los pocos que se involucran– no tiene mucho voto en temas económicos, como el de las boletas –incluso recuerdo que tomó como tres años bajar las impresiones en B/N de 50 a 10 centavos–, pero de repente, la misma institución comienza a mantener un romance enardecido con esa voz cuando habla a su favor. Concuerdo con Sigrid (@sigridbazan) al cuestionar ese hecho aquí.

Depués de esta experiencia, esperemos que las autoridades de la PUCP entiendan el gran beneficio que puede representar el cuerpo estudiantil en tiempos de crisis y no voltear la mirada cuando haya críticas constructivas hacia el manejo de la universidad.

¿Y en qué estamos ahora?

A pesar de que los roles en este conflicto están medianamente bien definidos, a excepción de Aldo Mariátegui que sigue en ferviente negación, surgen entrevistas que, no sé ustedes, dejan mucho que desear. Aunque, joder, a veces son entretenidas, como esta al abogado Jorge Avendaño.

Pregunta: ¿la terna de donde sale el rector siempre va a ser postulada por la misma universidad?

Respuesta: Esa es la propuesta. Eso no lo ha aceptado la universidad. No sé si lo aceptará todavía. Esa es la propuesta [blah blah] acá hay una discusión sobre quién manda verdaderamente en la universidad.

¿No que la PUCP se mantenía firme a que la Asamblea eligiera siempre al Rector? No entiendo por qué dice entonces que “no se sabe si la universidad aceptará esta propuesta todavía”. Maybe I lost something in translation.

Sigue leyendo